greba

(redireccionado de grebas)
Búsquedas relacionadas con grebas: jabalina

greba

(Del fr. ant. greve < graver < germ. graban, cavar.)
s. f. HISTORIA Pieza de la armadura que cubría la pierna desde la rodilla hasta el pie.

greba

 
f. Pieza de la armadura que cubría la pierna.
Ejemplos ?
Primeramente ajustaron a sus muslos, como grebas, vainillas de verdes habas bien preparadas, que entonces abrieron y que durante la noche habían roído de la planta.
Este, deseando redimir a su hija, habíase presentado en las veleras naves aqueas con un inmenso rescate y las ínfulas del flechador Apolo que pendían de áureo cetro, en la mano; y a todos los aqueos, y particularmente a los dos Atridas, caudillos de pueblos, así les suplicaba: —¡Atridas y demás aqueos de hermosas grebas!
Tal fue lo que dijo y todo se va cumpliendo. ¡Ea, aqueos de hermosas grebas, quedaos todos hasta que tomemos la gran ciudad de Príamo!
Y Héctor colocándose entre unos y otros, dijo: —Oíd de mis labios, troyanos y aqueos, de hermosas grebas, el ofrecimiento de Alejandro, por quien se suscitó la contienda.
Mirándole con torva faz, le contestó el fuerte Diomedes: — Calla amigo: obedece mi consejo. Yo no me enfado porque Agamemnón, pastor de hombres, anime a los aqueos, de hermosas grebas, antes del combate.
Pero vayamos y luego lo arreglaremos todo, si Zeus nos permite ofrecer en nuestro palacio la copa de la libertad a los celestes sempiternos dioses, por haber echado de Troya a los aqueos de hermosas grebas.
De esta manera hablaban, pero el Cronión no ratificó el voto. Y Príamo Dardánida les dijo: —¡Oídme, troyanos y aqueos de hermosas grebas!
Púsose en torno de las piernas hermosas grebas sujetas con broches de plata, y cubrió su pecho con la coraza que Ciniras le diera como presente de hospitalidad.
Los teucros se encaminaron con gran alboroto al bien construido muro, levantando los escudos de secas pieles de buey, mandados por el rey Asio, Yámeno, Orestes, Adamante Asíada, Toón y Enomao, Polipetes y Leonteo hallábanse dentro e instigaban a los aqueos, de hermosas grebas...
Asombráronse cuantos la vieron, así los teucros, domadores de caballos, como los aqueos, de hermosas grebas, y no faltó quien dijera a su vecino: — O empezará nuevamente el funesto combate y la terrible pelea, o Zeus, árbitro de la guerra humana, pondrá amistad entre ambos pueblos.
Otra cosa voy a decir, que tendrás muy presente: Si la sabia Atenea me concede la gloria de matar a entrambos, sujeta estos veloces caballos, amarrando las bridas al barandal, y apodérate de los corceles de Eneas para sacarlos de los teucros y traerlos a los aqueos de hermosas grebas; pues pertenecen a la raza de aquellos que el longividente Zeus dio a Tros en pago de su hijo Ganimedes, y son, por tanto, los mejores de cuantos viven debajo del sol y de la aurora.
Los aqueos, de hermosas grebas, tienen, como Aquileo, el ánimo poseído de ira contra mí y no quieren combatir junto a los bajeles.