granizada


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con granizada: granizo

granizada

1. s. f. Granizo que cae de una vez la granizada causó importantes destrozos.
2. Gran cantidad de cosas que caen o se manifiestan a la vez despidieron al árbitro con una granizada de insultos. aluvión
3. Chile Granizado, bebida refrescante.

granizada

 
f. Cantidad de granizo que cae de una vez.
Bebida helada.
fig.Multitud de cosas que caen o se manifiestan continuada y abundantemente.

granizada

(gɾani'θaða)
precipitación de glóbulos de hielo Anoche se produjo una granizada que estropeó los cultivos.
Sinónimos

granizada

sustantivo femenino

granizada:

pedriscolluvia, chaparrón, granizo,
Traducciones

granizada

hagelslag

granizada

hail, hailstorm

granizada

grandinata

granizada

SF
1. (Meteo) → hailstorm, hail
2. (fig) → hail; (= abundancia) → shower, vast number
una granizada de balasa hail of bullets
3. (Andes) (= bebida) → iced drink
Ejemplos ?
Creímos que un aguacero tan terrible pronto escampaba; pero de rato en rato más se desataba el aguacero, hasta que se volvió una granizada que parecía desgranando máiz.
Y cuando el cortejo pasó por delante del edificio social de los «Amigos de la Constitución», y apareció en el frontón de la casa un heraldo constitucional alquilado que, agitando con todas las fuerzas su clac, con unos pulmones formidables, dejó caer sobre los peregrinos, como una granizada, la consigna de «¡ Viva la Constitución !», hasta ellos mismos parecieron darse cuenta por un instante de lo grotesco de la situación.
Pedro Campos de Ayala fue por los años de 1695 un rico comerciante español, avecindado en Lima, sobre el cual llovieron las desdichas como granizada sobre páramo.
Emprendieron el vuelo en medio de la tormenta, y el compañero de Juan les sacudió de lo lindo con las tres varas; nunca había recibido el brujo en las espaldas una granizada como aquélla.
Y no tuvo que esperar mucho para averiguarlo, pues un instante después una granizada de piedrecillas entró disparada por la ventana, y algunas le dieron en plena cara.
Yo sólo puedo ilustrarlos advirtiéndole que lo que hasta hoy existe de cierto, como dato positivo, es que el consolidado bajó pocos días hace a 25 ½, es decir, casi hasta el valor del papel de estraza, porque inesperadamente cayó sobre la Bolsa una lluvia consolidada que valía centenares de millones; lluvia procedente de la consabida garantía, sobre cuyo asunto, al ser acosado el señor Figuerola por una granizada de banqueros, se encerró en las elocuentes reservas, fundándose, sin duda, como también dijo en las Cortes al ser interpelado, en que si los carlistas e isabelinos oían lo que estaba pasando, se llevaría el diablo el empréstito de los mil millones.
Y, levantándose, se dirigió rápida hacia sus hijos, los estrechó bruscamente entre sus brazos esculturales, puso en sus churretosas mejillas una granizada de besos de madre apasionada, y exclamó con voz llena de ternura: -Cualisquier día me caso yo con José el Talabartero.
Al producirse el estallido que hizo temblar el suelo bajo sus pies, enormes proyectiles le zumbaron en los oídos, rebotando a su derredor una furiosa granizada de pedriscos.
En el duro bloque caían los golpes como espesa granizada sobre sonoros cristales, y el diente de acero se hundía en aquella masa negra y brillante, arrancando trozos enormes que se amontonaban entre las piernas del obrero, mientras un polvo espeso cubría como un velo la vacilante luz de la lámpara.
Los chiquillos, entonces, se apretaban alrededor del gran atril, se subían al entarimado del chantre, abrían el misal; y otros, de puntillas iban a meterse en el confesonario. Pero el cura, de pronto, repartió entre todos una granizada de bofetadas.
Luego llama temporal a esta disposición, y efectivamente, no es mal chubasco; más que real orden parece granizada de palabras; a no ser que la llame así por no llamarla espiritual, y por corresponder más bien al cuerpo que al alma los asuntos de esta carretera.
¿Que una madre acongojada gemía en llanto deshecha? ¿Que por una granizada se perdía la cosecha? Pues yo enjugaba aquel llanto en versos de arte mayor, y maldecía en un Canto al Granizo destructor .