grafológico

grafológico, a

adj. De la grafología o del grafismo está especializado en estudios grafológicos.
Ejemplos ?
En 1625 se publicó la obra de Camillo Baldi (o Baldo, según otras fuentes) Trattato, Come Da Una Lettera Missiva, Si Conoscano La Natura, e qualità dello Scrittore, que es considerado el primer tratado grafológico de importancia histórica y ha sido detenidamente estudiado por el especialista estadounidense Robert Backman.
Emilio Mira y López: (1896-1964): En 1933 fue elegido por unanimidad del claustro para ocupar la primera cátedra de psiquiatría creada en la Universidad de Barcelona. Creador del test grafológico miokinético.
Una de las defensas comunes de la grafología es que se desarrolla software para analizar la escritura y a través de ella conocer la personalidad de una persona, cuando, si el análisis grafológico de por sí no sirve, pasarlo a software no va a hacer que sí.
(Historia Romana, Libro V) Así, el ostracismo, combinado con el clientelismo, se reveló como un arma muy útil en sus rivalidades: el análisis grafológico de cientos de ostraca encontrados en las excavaciones del Ágora de Atenas, ha mostrado que para un voto dado, sólo una decena de manos diferentes habían inscrito los nombres sobre los ostracas.
Contiene algunos versículos del capítulo 18 del evangelio de Juan (Jn 18,31-33.37-38). Según el estudio grafológico es anterior al año 150 (suele datarse hacia 125-130 d.
El análisis grafológico de centenares de ostraca halladas en las excavaciones del Ágora, muestran que por cada voto emitido solo una decena de manos diferentes habían escrito los nombres: constituye la prueba de que estos «cascotes» se preparaban de antemano y se distribuían mediante los responsables de las facciones a su clientela, cuyo voto era de esta forma dirigido.
En el caso de las firmas escritas el secreto está constituido por características de tipo grafológico inherentes al signatario y por ello difíciles de falsificar.
Aunque las llamadas "Cartas del Cofre" fueron aceptadas como genuinas y de mano de la reina, después de un estudio grafológico y de la información contenida, para probar su culpabilidad si eran auténticas, la investigación concluyó sin poder demostrar que fueran escritas por María Estuardo.