gozque

(redireccionado de gozques)

gozque

(De la voz popular kus(k) usada para llamar o para acuciar al perro.)
adj./ s. m. ZOOLOGÍA Se refiere al perro pequeño y que ladra mucho.

gozque

 
adj.-s. Díc. del perro que es pequeño y ladra mucho.
Traducciones

gozque

mongrel

gozque

SM (= perro) → small yapping dog; (= cachorro) → puppy
Ejemplos ?
Descendiente del Basenji, el Perro de Canaán y una primitiva raza del interior del país Colombiano, que actualmente se considera extinta, es común ver similitudes entre el "Gegar" y los perros callejeros o "criollos", llamados también "Gozques", que deambulan por las calles de las ciudades colombianas.
La segunda parte de la investigación se desarrolló en Bogotá en donde Germán García y García reunió 20 perros criollos o "Gozques" como son conocidos en el país, con el fin de establecer que los perros callejeros (Gozques) son el producto de una mezcla que comenzó con el Podenco Ibicenco, originario de Ibiza, raza traída por los españoles a América.
En Colombia se les denomina desde "criollos", "gozques", "chandas", "canchosos" hasta "chandosos" (que significa 'sarnosos'), tendiendo hacia más despectivos los últimos apelativos.
¡Benditos sean los gozques, los caballos, los bueyes que conducen los féretros, las carretas y los ciegos; que del Bien tienen los fuegos y no saben de éticas, purgatorios ni leyes!
Unos afirman que aquella acción fue locura: otros que temeridad; y él, entre estas opiniones, dichoso y lleno de buena conciencia, se dio a sí mismo testimonio de la vida pasada y de su loable edad, puesta ya en el puerto y echadas las áncoras, y entonces dijo lo que vosotros oís contra vuestra voluntad: «Viví, y pasé la carrera que me dio la fortuna.» Disputáis vosotros de la vida de uno y de la muerte de otro, y como gozques cuando ven hombres no conocidos, ladráis a la fama de algunos varones señalados por excelentes alabanzas, porque os conviene que nadie parezca bueno, como si la ajena virtud fuese baldón de vuestros vicios.
¡Benditos sean los gozques, los caballos, los bueyes! Esta bestia sagrada, ladrona y anarquista, saquea las banastas mugrientas del mercado, y los frutos que ella ha hurtado nutren al pobre hambriento del festín de la vista.
De los señoríos sevillanos, no vale decir. Antes se diera ella a los gozques que a hombre ajeno a la pura casta faraónica. Por lo que a este punto, inútiles eran cuidados.
Dicen estos: 1°. Que doce mil francos de nuestra moneda era mucho dinero para Júdas, que sostenia una guerra de gozques contra un gran rey.