gozoso

(redireccionado de gozosa)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con gozosa: desatinó, quebró

gozoso, a

1. adj. Que siente gozo está muy gozoso por haber aprobado ese examen. alegre
2. Que causa gozo le dieron una noticia gozosa. triste

gozoso, -sa

 
adj. Que tiene gozo.
Traducciones

gozoso

gioioso, lieto

gozoso

快乐

gozoso

快樂

gozoso

즐거운

gozoso

ADJjoyful
Ejemplos ?
Cayetano, deteniendo el paso de su cabalgadura delante de la puerta del corral de Juan el Pulío, dejó escapar un silbido prolongado. -Ahí está tu primo -exclamó, gozosa, la señora Pepa, apoyando ambas manos en las rodillas.
Y no era burlona aquella sonrisa, sino gozosa, como un deseado albor de esperanza, como el primer reflejo del tardío astro de la felicidad, que ya iba acercándose a su horizonte...
Oh libertad preciosa, no comparada al oro, ni al bien mayor de la espaciosa tierra, más rica y más gozosa que el precioso tesoro que el mar del sur entre su nácar cierra con armas, sangre y guerra, con las vidas y famas, conquistado en el mundo; paz dulce, amor profundo, que el mar apartas y a tu bien nos llamas; en ti sola se anida oro, tesoro, paz, bien, gloria y vida!
Ya sólo dije: -Deseamos que nunca se le quite esa cara de gozosa que tanta falta hace en estos tiempos de neuróticos muy disimulados por la televisión.
Todos los seres, todas las criaturas felices viven de la luz... La misma planta la codicia gozosa... ¡y él vivirá en noche perpetua, en eternas tinieblas!
Texto Habiendo de pasar César a África contra Catón y Scipión, dejó a Bruto en la Galia Cisalpina por buena dicha de aquella provincia; porque, como las otras provincias, por la avaricia y lujuria de los gobernadores, estuviesen peor tratadas de la insolencia de la paz que pudieran estarlo del furor del la guerra, esta sola provincia, en la virtud, religión y templanza de Marco Bruto restaurada de los robos de sus antecesores, respiraba gozosa y abundante.
i No me diga! ¿Antes de casarse -Ladra la otra, hecha la sorprendida y como gozosa. - Sí, la muy tonta se dejó engañar y después ya la andaba abandonando, así nada más.
se lo dije todo: las agitaciones sordas y extrañas que en mi experimentaba cerca de ellas, el amor, el ansia; los tristes insomnios del deseo; mis ideas fijas en ella, allá en mis meditaciones del colegio; y repetía como una oración sagrada la gran palabra: ¡el amor! ¡Oh!, ella debía recibir gozosa mi adoración.
Era la misma Susiche fantástica, pero, no sé por qué pensé, que detrás de toda aquella desazón, Susiche estaba muy satisfecha en Nueva York, de donde venía su carta y aquel desahogo era una hora ‘’color tango’’ en medio a su plenitud gozosa de mujer políglota.
Hoy, depuesto su enojo, a la confusa turba gozosa uniéndose, su canto mezcla del pueblo al jubiloso grito, y aún en su rostro pálido y marchito brillan las risas a través del llanto.
Libre ya Buenos Aires del abismo de males, que su ruina apresuraban, gozosa vio reflejos peregrinos, que preparaba a su esplendor el jefe; vio su celo incansable; fue testigo del alto esfuerzo con que su entusiasmo emprendió en los vecinos infundirlo.
Sobre las rocas, Donde braman los vientos, Me mirarán llorar mis compañeras: No más fatigaré vibrando el arco Por el monte las fieras, Ni a ti cansado de la ardiente caza Te esperaré cuidosa, Ni oiré ya más la voz de tus amores, Ni mi alma estará nunca gozosa.