gozne

(redireccionado de goznes)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con goznes: bisagra

gozne

(Del fr. ant. gonz.)
s. m. Pieza, en general metálica, formada por dos elementos que giran sobre un eje común y que sirve para permitir el movimiento de uno o los dos objetos unidos por esta pieza. bisagra, charnela
NOTA: También se escribe: gonce

gozne

 
m. Herraje articulado con que se fijan las hojas de las puertas y ventanas al quicial para que giren.
Bisagra (charnela).

gozne

('goθne)
sustantivo masculino
bisagra de una puerta o ventana Los goznes de la puerta se vencieron.
Sinónimos

gozne

sustantivo masculino

gozne:

bisagrapernio, charnela,
Traducciones

gozne

hinge

gozne

SMhinge
Ejemplos ?
La puerta de la calle crujió en sus goznes y lentos pasos, tardos y amenazadores, retumbaron desde el vestíbulo hasta las escaleras.
Hizo, no obstante, un supremo esfuerzo, y el tablón se levantó, girando sobre los goznes, volcándose de un lado y dejando entrar por la ancha abertura alguna tierra con ortigas, jaramagos y otras pequeñas plantas de que estaba cubierta.
Llegaron por el corredor a un portón ancho de dos hojas con grosero y tosco candado fue quitado sin dificultad, separándose cerrojo, y abriéndose un lado con el crujido inevitable de los goznes mohosos.
II Ya habrá cigüeñas al sol, mirando la tarde roja, entre Moncayo y Urbión. III Se abrió la puerta que tiene goznes en mi corazón, y otra vez la galería de mi historia apareció.
—¿Y dónde guardamos esto? —Espérensen. Lentamente giró la puerta en sus goznes. Lucio penetró a la habitación e hizo girar la llave del conmutador.
Wolfert la abrió. Rechinaron con estridencia los goznes y pareció chocar con algo así como una caja de la que cayó un cráneo al suelo.
En las agrias laderas, las casas de los obreros muestran sus techos hundidos, y por los huecos de las puertas y ventanas, arrancadas de sus goznes, se ven blanqueadas paredes llenas de grietas de las desiertas habitaciones.
Palpó con cuidado, y advirtió que eran tablas trabadas con dos barras de hierro. Palpó con mayor atención, y descubrió que las tablas estaban asidas al techo de la gruta por cuatro fuertes goznes.
En aquel momento el alboroto se acerca, los fuertes golpes de las pesadas mazas dadas con furia por los bárbaros a los maderos, conmueven hasta los cimientos, rechinan los goznes, saltan las cerraduras, nada resiste a la pujanza del salvaje, las puertas se abren y la.
Apenas lo habíamos hecho cuando sentimos una detonación en la pieza vecina, como una especie de explosión de aire; la puerta gira sola sobre sus goznes como empujada por manos invisibles...en el centro de la sala vemos de frente a un fantasma; un ser vaporoso, pero compacto, avanza hasta tocarnos.
Y entonces, con mi cabeza ya dentro de la habitación, abría mi linterna con cuidado –con sumo cuidado–, cuidado (porque los goznes chirriaban).
Sacó una llave enorme y abrió la puerta. Gimieron los goznes con misterioso y espeluznante quejido. De pronto, un ser deforme y monstruoso: enano, tuerto, medio jorobado, barbón y sucio apareció amenazante.