goterón

(redireccionado de goterones)

goterón

1. s. m. Gota muy grande de agua de lluvia me cayó un goterón en la cara y, casi de inmediato, empezó a diluviar.
2. ARQUITECTURA Canal que se hace en la cara inferior de la cornisa de los edificios.

goterón

 
m. Gota muy grande de agua de lluvia.
arq. Canal que se hace en la cara inferior de la corona de la cornisa, con el fin de que el agua de lluvia no corra por el sofito.

goterón

(gote'ɾon)
sustantivo masculino
gota muy grande de agua u otra sustancia líquida goterones de lluvia
Traducciones

goterón

gocciolatoio

goterón

SMbig raindrop
Ejemplos ?
Para hacer un buen uso del rodillo, se recomienda: No presionar en exceso sobre la pared para no crear goterones Dar primero una mano vertical y, luego, otra horizontal para no dejar huellas sobre la superficie Utilizar un alargador del mango para alcanzar grandes alturas Limpiarlo con agua o disolvente después de cada uso Tiene como desventaja el hecho de que tiende a chorrear y salpicar de pintura, especialmente si esta última es muy fluida.
Destaca en la composición de la fachada la decoración elegida, en la que se observa una inspiración medievalista con motivos fantásticos que aportan la parte naturalista de la obra en los pequeños detalles de extremos de dinteles, goterones, cabezas de pilastras dentado de cornisa y otros múltiples puntos.
Todos nos incomodamos un poco, pues mi mamá había preparado una enorme cazuela de mole amarillo, favorito de mi abuelo, que nos había costado gran esfuerzo cargarla, por lo grandota que era y el agua iniciando sus goterones, amenazaba destruir nuestra fiesta campestre.
Ardían más amarillentos que nunca los cirios, soltando goterones de cera derretida, que a veces caían, y con rebote sordo se aplastaban en los palos de las andas de las imágenes.
Las ramas estaban todas extendidas hacia el cielo, coronadas con lenguas de fuego, y radiantes goterones del mismo monstruoso fuego ardían encima de la casa, del granero y de los cobertizos.
De entre los árboles salía el humo del alquitrán, y sobre el río se veían grandes goterones de grasa que ondulaban desigualmente bajo el color púrpura del sol como placas de bronce florentino que fotaran.
Al momento dejó de ser raro, pues todo el mundo miraba asombrado hacia arriba, habiendo sentido la impresión, más bien cálida, de otros goterones.
Tan siquiera los oíos barruntaban, con la zumba de los negros moscardones y las negras telarañas, chorrear los goterones derretíos de la pringue de las jaras.
La abuela, con la falda arremangada y los pies descalzos, camina a toda prisa por el angosto sendero, evitando en lo posible el roce de las ramas, de las cuales de escurren gruesos goterones que horadan el suelo blando y esponjoso del atajo.