golilla

(redireccionado de golillas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con golillas: beque

golilla

1. s. f. HISTORIA, INDUMENTARIA Y MODA Adorno formado por una tira estrecha de tela blanca almidonada y rizada sobre otra tira negra que llevaban en la antigüedad los hombres. gola, gorguera
2. MILITAR Anillo que asegura por medio de tornillos las piezas de un cuerpo de bomba.
3. ZOOLOGÍA Conjunto de plumas que cubren el cuello de las aves gallináceas.
4. Trozo de tubo corto para empalmar los caños de barro.
5. Argent., Urug. INDUMENTARIA Y MODA Pañuelo que usa el campesino alrededor del cuello.
6. Bol. INDUMENTARIA Y MODA Chalina que usa el gaucho.
7. Chile Anillo de hierro en el eje del carro que se pone entre un clavo de sujeción y la rueda.
8. ajustar o apretar a una persona la golilla 1. Obligarla a que actúe con corrección ante la represión o el castigo. 2. Ahorcarla o darle garrote.

golilla

 
f. Dim. de gola.
Especie de cuello que han usado los togados.
Rodete del extremo de cada una de las piezas de un cuerpo de bomba.
Sinónimos
Traducciones

golilla

ruff

golilla

SF
1. (= adorno) (Cos, Hist) → ruff, gorget; [de magistrado] → magistrate's collar
2. (LAm) (= bufanda) → neckerchief
alzar golilla (Méx) → to puff out one's chest
andar de golillato be all dressed up
ajustar la golillato do one's duty
3. (LAm) [de ave] → collar, ruff
4. (Téc) → flange (of a pipe)
5. (Caribe) (= deuda) → debt
6. (Caribe) (= trampa) → trick, ruse
7. de golilla (CAm) (= gratis) → free, for nothing (Caribe) (= por casualidad) → by chance, accidentally
Ejemplos ?
Y, en fin, por pasos contados, Y por doblones sin cuenta, Llegó el juez hasta las plantas De la bailarina bella, Tanto más, cuanto que a ser La cosa de otra manera, Hubiera bailado un solo Con música de la Empresa, Pues los golillas de entonces, En un dos por tres pudieran Hacer de un corchete un santo, Y un testigo de una piedra.
Resuena desde Toledo su nombre por toda España; los nobles le tienen saña, los bravos le tienen miedo. Los golillas lo desdoran, los clérigos le aborrecen, los soldados le apetecen, y los villanos lo adoran.
En vano son las pesquisas de los irritados jueces, en vano son los testigos, las citas y los papeles. En vano el caso averiguan una, dos, tres, quince veces; cada vez más se confunden los golillas y corchetes.
Por su parte, el sobrino del vizcaíno reclamaba para sí solo la fortuna del matador de su tío, y los síndicos de las fundaciones exigían la validez del segundo testamento. Todos los golillas perdían su latín y aquello era un batiburrillo de opiniones encontradas y extravagantes.
Y fuelo tanto que, como el buen artillero al pie del cañón, Grano de Oro cayó redondo y para más no levantarse al pie de una botija de guarapo. La repentina muerte del verdugo trajo gran agitación entre los golillas.
¿Qué te parece de esto, mi buen Estúñiga? -Que vuecelencia debe echar una mónita a esos sandios golillas que no han sabido hallar la pista de los fautores del crimen.
El arzobispo se puso de pie, paseó su mirada por el lado de los golillas de la Audiencia y dijo con notable sangre fría: -¡Señor oficial!
En el siglo XVIII, dentro de una vergonzosa decadencia intelectual que permitía excentricidades como las del Piscator salmantino Diego de Torres Villarroel, el principal enfrentamiento se producía entre los grupos denominados golillas y manteístas, con derivaciones a las posteriores carreras políticas de los universitarios.
Este punto de vista es en gran parte compartido por el también historiador Enrique Giménez cuando subraya que la juventud de Godoy y la celeridad de su progresión en la corte no es un caso extraño en la Europa de la época —William Pitt (el Joven) fue nombrado primer ministro a los 24 años; Godoy a los 25— y que, por otro lado, si lo que buscaba Carlos IV era una persona "independiente", Godoy lo era pues "no pertenecía a ninguno de los dos grupos —manteístas o golillas y aristócratas o partido aragonés — que habían pugnado por el poder" durante el reinado de Carlos III.
Entre los más destacados miembros de la facción ensenadista estaban los colegiales (provenientes de colegios mayores controlados por los jesuitas y que establecían sólidas redes clientelares en puestos clave de la administración y la iglesia, suscitando los recelos de otros -golillas y manteístas-).
Escritura Escriba Escribano Notario Secretario de Estado (Antiguo Régimen en España) Consejos en España Noblesse de robe Golillas y manteístas Patriciado urbano Venalidad de los cargos
1983 Los caminos de Dios. 1983 Gana de hablar. 1983 En el país de los Golillas. 1983 La pavimentación del infierno. Periodismo 1983 Esta vida de Quito por Juan sin Cielo.