golfo de Lepanto

Lepanto, golfo de

 
Golfo del mar Jónico, entre el Peloponeso y la Grecia continental, llamado también golfo de Corinto.
Ejemplos ?
En el siglo XVI, tratando de contrarrestar el avance de los otomanos, Venecia y Génova dejaron a un lado sus desencuentros para adherirse a la Liga Santa creada por el papa Pío V. La imponente flota de la Liga se reunió en el golfo de Lepanto para enfrentarse a la flota turca al mando del Capudán Alì Pachá.
Gil de Andrade, que lleva con sus galeras la exploración lejana, informó de que la flota turca se encontraba en el golfo de Lepanto, al resguardo de sus castillos.
Don Juan consiguió imponerse frente a las posturas más moderadas, y el 15 de septiembre la flota salió de Mesina en dirección al Mediterráneo oriental. La batalla se libró el 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto, donde los turcos se habían refugiado.
Después de visitar el golfo de Lepanto, emprendió el retorno costeando el Asia Menor y las costas de África del Norte, situando islas y otros accidentes hidrográficos.
Nadie ignora el suceso de aquella guerra, y la memorable batalla ganada á los Bárbaros en el golfo de Lepanto, en cuyo feliz éxito tuvieron tanta parte el valor y capacidad de nuestro héroe.
El Santuario de Nuestra Señora de la Victoria se empezó a construir en 1573 por orden de Don Luis de Requesens en memoria de la victoria conseguida en la Batalla del 7 de octubre de 1571 contra los turcos en el golfo de Lepanto, en la que Requesens, pidió la intercesión de la Virgen del Rosario para salir victoriosos de la contienda, prometiendo ante la imagen que, de ser así, le dedicaría un templo en Villarejo de Salvanés para su honra.
Al alba del 7 de octubre, las flotas cristiana y turca se encontraron en el golfo de Lepanto y «comenzó la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros» (Miguel de Cervantes).
Esta coalición, conocida como Liga Santa, se enfrentó a la flota turca en el golfo de Lepanto, el 7 de octubre de 1571, librándose la Batalla de Lepanto («la más alta ocasión que vieron los siglos», En célebres palabras del inmortal Miguel de Cervantes.) que acabó en una gran victoria de los aliados católicos.