gobernadora

Búsquedas relacionadas con gobernadora: nopal, ruda, hierbabuena, gordolobo

gobernadora

s. f. Méx. BOTÁNICA Arbusto ramoso que da unas flores pequeñas de color amarillo con cuyas hojas se prepara una infusión de propiedades diuréticas y antirreumáticas.
NOTA: Nombre científico: (Zygophyllum.)
Traducciones

gobernadora

governatrice
Ejemplos ?
uchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor presidente provisional del Senado; señores gobernadores y gobernadora...
Jefe de Estado --la Reina Isabel II de Inglaterra Gobernadora General--Adrienne Clarkson Primer Ministro--Paul Martin Ministro de Relaciones Exteriores--Pierre Pettigrew Embajador en los Estados Unidos--Frank McKenna Embajador ante las Naciones Unidas--Allan Rock Canadá tiene una Embajada en los Estados Unidos en la siguiente dirección: 501 Pennsylvania Avenue, NW, Washington, DC 20001 (tel.
Además de esto, os nombro gobernadora de las botellas durante la comida; y si falta alguna o se rompe alguna cosa, la tomaré con vos y lo descontaré de vuestro sueldo.
Del Consejo de Estado Propongo al Pueblo Soberano modificar el Artículo 252, el cual reza textualmente: "El Consejo de Estado lo preside el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva y estará conformado, además, por cinco personas designadas por el Presidente o Presidenta de la República; un o una representante designado o designada por la Asamblea Nacional; un o una representante designado o designada por el Tribunal Supremo de Justicia y un Gobernador designado o Gobernadora designada por el conjunto de mandatarios o mandatarias estadales"...
Sr.: Enterada S.M. la Reina Gobernadora del oficio de V.E. de 29 de diciembre último ha tenido a bien resolver que mediante haber cesado el riesgo que ofrecía la carretera de Aragón a Barcelona, y no ser tampoco grande el que presenta la que va desde aquella ciudad a Valencia, se despache la correspondencia pública de Barcelona por ambas carreras, hasta que, libre de todo peligro el camino de Aragón, sea éste el solo conducto de comunicación entre Madrid y Barcelona; siendo la voluntad de S.M.
Fue en 1667 cuando fray Rodrigo redactó la Constitución o Estatutos de los belethmitas, que Clemente X sancionó por bula de 2 de mayo de 1672, si bien ya la reina gobernadora doña Mariana de Austria, por cédula de 26 de junio de 1667 había autorizado la erección de hospitales belethmíticos en el Perú y Méjico.
Mañana vamos a inaugurar el ciclo lectivo en la provincia de Salta, en forma simultánea inauguraremos una escuela ahí casi en la frontera con Bolivia, más al norte de Santa Victoria, en Salta, al mismo tiempo el Ministro de Educación estará en la provincia de San Juan inaugurando también varios establecimientos, la señora Ministro de Asuntos Sociales estará en El Impenetrable, Chaco, inaugurando también una escuela allí en el corazón de El Impenetrable, y la Ministro de Defensa, en compañía de la señora Gobernadora de Tierra del Fuego estará en la Antártida reinaugurando la escuela que se incendió y que hemos reconstruido para que a lo largo y a lo ancho del país...
Queda en silencio el dominio divino, como si Dios no existiese o no se preocupase del género humano, o como si los hombres, ya aislados, ya asociados, no debiesen nada a Dios, o como si fuera posible imaginar un poder político cuyo principio, fuerza y autoridad toda para gobernar no se apoyaran en Dios mismo. De este modo, como es evidente, el Estado no es otra cosa que la multitud dueña y gobernadora de sí misma.
Señor: Mariano Antonio de Echazú.- José Antonio Reguerín.- Juan de Dios Evia y Baca.- José Antonio de La Larrea.- Ambrosio Catoira.- Vicente de Ichazo.- Procurador General.- Exmo. Señor Presidente y Vocales de la junta Superior Gobernadora de la Capital de Buenos Aires.
Título de Escribano Real y Notario Público de las Indias.- Don Carlos, por la Gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, (...) Etc. Y la Reina Doña Mariana de Austria, su madre, como su tutora y curadora y Gobernadora de estos Reinos y Señoríos.
La costumbre, según doña Ana y según muchos publicistas, constituye lo que llaman derecho consuetudinario y parece que comoi á tal lo acataban las trujillanas, pues ningu- na osaba arrodillarse en aquel sitio tenido como propiedad exclusiva de la ex gobernadora y de su amiga la maríscala, á quien la primera tenía de huésped mientras las cosas políticas cambiaran de rumbo y regresara Alvarado á la capital del virreinato.
¿40? Fíjense ustedes cómo cuesta, y se trata del gobernador, de la figura del gobernador o gobernadora. Ahora, me imagino cómo será, Amoroso, la elección, si fuera sola, de las juntas parroquiales.