glenoideo

(redireccionado de glenoideas)

glenoideo, a

adj. ANATOMÍA De la glena cavidad glenoidea del omoplato.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

glenoideo, -a

 
adj. Relativo a una glena.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

glenoideo

glenoidale

glenoideo-a

a. glenoid, socket-like cavity;
cavidad ______ cavity;
fosa ______ fossa.
Spanish-English Medical Dictionary © Farlex 2012
Ejemplos ?
El extremo que se articula con el fémur es ancho y tiene dos cavidades glenoideas interna y externa (facies articularis superior) que se articulan con los cóndilos del fémur.
Tiene una cara superior plana denominada "platillo tibial", de donde emerge una eminencia entre las cavidades glenoideas nombrada espina de la tibia o eminencia intercóndila (eminentia intercondylaris).
Por su parte el extremo superior de la tibia posee dos cavidades, las cavidades glenoideas, que sirven para albergar a los cóndilos del fémur.
Superficie articular, por parte del occipital, los dos cóndilos de este hueso, por parte del atlas las dos cavidades glenoideas correspondientes a sus masas laterales.
Oclusión orgánica: es la máxima intercuspidación cuando los cóndilos están en su posición mas superior, anterior y media en las cavidades glenoideas (relación céntrica) y, cuando comienza cualquier movimiento excéntrico, los contactos dentarios estarán relegados a los dientes anteriores, fuera del ciclo masticatorio en posiciones de diagnóstico a boca vacía y de usos comunes de la boca.
Relación céntrica condilar anatómica: es la posición mas anterior, superior y media que los cóndilos guardan con respecto a las cavidades glenoideas.
De cada lado de esta cresta surgen dos líneas curvas de concavidad anterior que parten de la línea media a la cara anterior del hueso: línea curva occipital superior y línea curva occipital inferior. A cada lado del Foramen magnum se encuentran los cóndilos del occipital que articulan con las cavidades glenoideas del atlas.
Los cartílagos sirven para acomodar las superficies de los cóndilos femorales a las cavidades glenoideas de la tibia, para amortiguar los golpes al caminar y los saltos, para prevenir el desgaste por rozamiento y, por lo tanto, para permitir los movimientos de la articulación.
Entre las dos cavidades glenoideas se encuentran unas prominencias, las espinas tibiales, en las que se insertan los ligamentos cruzados.