Ejemplos ?
Durante el gobierno de Mijaíl Gorbachov, con la introducción del glásnost y la perestroika, las manifestaciones públicas se hicieron más comunes.
Ziugánov emergió como un destacado crítico de la perestroika y glásnost en la División de Agitación y Propaganda del PCUS (más tarde llamada «División Ideológica»), un foco de oposición a la reforma.
En febrero de 1988, en el contexto de glásnost y perestroika impulsado por las medidas de Mijaíl Gorbachov, el Sóviet Supremo del Óblast Autónomo de Nagorno Karabaj decidió por votación unirse a la R.S.S.
Simultáneamente a que Mijaíl Gorbachov introdujera la perestroika y la glásnost en la URSS, acabando progresivamente con las restricciones a la libertad dentro de la Unión Soviética, crece la aversión al régimen en Letonia, en un movimiento nacionalista que se dio en denominar “Tercer despertar nacional” (considerando los anteriores las revoluciones de 1850-1880 y 1918).
Con la puesta en marcha de las políticas de la glásnost iniciadas por Mijaíl Gorbachov surgieron los disturbios civiles y las luchas étnicas en diversas regiones de la Unión Soviética, entre ellas en Nagorno Karabaj, una región de la RSS de Azerbaiyán.
Junto con otros factores, esta situación forzó a Gorbachov a realizar varias reformas, no solamente en el campo económico (uskoréniye) sino también en el político y social (glásnost y perestroika).
Letonia fue territorio soviético hasta que las reformas en el socialismo soviético, como la glásnost, estimularon el movimiento independentista letón, y Letonia se desfederó finalmente de la URSS el 21 de agosto de 1991 a raíz de la llamada Revolución Cantada.
Fue Presidente del Consejo de Ministros de la URSS entre 1985 y 1991, durante la época de la Glásnost y la Perestroika de Mijaíl Gorbachov.
Los eventos que desencadenaron la disolución de la Unión Soviética incidieron directamente en Chechenia: La perestroika y la glásnost llevaron a un movimiento nacional fuerte; en septiembre de 1991, el gobierno de la República Autónoma de Chechenia e Ingushetia renunció al poder presionado por el partido pro independencia Congreso Nacional del Pueblo Checheno (CNPCh), cuyo líder era el ex general de la fuerza aérea soviética Dzhojar Dudáyev.
El control de la KGB duró hasta diciembre de 1986, año en que Mijaíl Gorbachov inició sus políticas aperturistas conocidas como perestroika y glásnost.
Estas medidas incluían la glásnost, que hizo posible la discusión abierta de reformas democráticas y problemas largo tiempo olvidados como la contaminación.
En una conferencia en 1987 del economista soviético Leonid Abalkin, consejero de Gorbachov, éste concluía: "las transformaciones profundas en la dirección de la economía no pueden ser realizadas sin los correspondientes cambios en el sistema político." Gorbachov confiaba en que su política de glásnost presionase a los conservadores opuestos a sus políticas de reestructuración económica, esperando que la población soviética, alentada por la apertura, el debate y la participación, apoyara sus reformas.