girondino

Búsquedas relacionadas con girondino: jacobinos

girondino, a

1. adj./ s. HISTORIA De un partido político francés en tiempos de la revolución, formado principalmente por miembros del departamento de la Gironda.
2. s. HISTORIA Miembro de este partido.

girondino, -na

 
adj.-s. Díc. del miembro de un partido político de la Revolución Francesa durante el período de la Asamblea Legislativa y de la Convención.
Ejemplos ?
La Primera República pasó por tres formas de gobierno durante sus doce años de existencia: La Convención Nacional, entre 1792 y 1795, con un gobierno girondino primero y uno jacobino después, conocido como el Terror, siendo el líder más conocido de esta última etapa Maximilien Robespierre.
La división no era sólo estratégica, sino también política: de Puisaye era un antiguo girondino, partidario de una monarquía constitucional, mientras que d'Hervilly pretendía la reinstauración del Antiguo Régimen.
La «facción ultrarrevolucionaria» —o Exagerés — eran los cordeliers encabezados por Jacques-René Hébert —de ahí el nombre de herbetistas por el que también se les conocía— que defendían medidas mucho más radicales y que amenazaban con una insurrección para aplastar «el infame moderantismo», como la del 31 de mayo de 1793 que había puesto fin al gobierno girondino.
Los principales dirigentes del movimiento abolicionista, el abate Grégoire y el diputado girondino Brissot, dejaron constancia en sus escritos de la admiración que sentían por Olympe de Gouges.
Sin embargo, promovido al rango de teniente general y comandante de Nantes, su oportunidad se presentó después de la fuga de Varennes, cuando atrajo la atención pública al ofrecer intervenir con su ejército en apoyo de la Asamblea. Se adhirió entonces al partido Girondino, y el 15 de marzo de 1792 ocupó el cargo de ministro de Asuntos Exteriores.
La temporada 1941-42 fue la última temporada de Benito Díaz al frente del club girondino, una temporada de transición en la que el Girondins no pasó de 5º en la Liga y fue eliminado en semifinales de Copa.
El 22 de octubre, mientras los vandeanos tomaban Laval, el general girondino y conde Joseph-Geneviève d'Puisaye (1755-1827), derrotado en la batalla de Brécourt durante la revuelta federalista, envió una carta al Ejército Católico y Real afirmando disponer de cincuenta mil seguidores dispuestos a unírseles.
El Consejo aprobó su plan, a pesar de la oposición del girondino Bougon, quien abogaba por atacar Cherburgo, cuyas defensas no estaba preparadas para un ataque desde tierra.
Uno de sus objetivos principales es el combate contra el liberalismo burgués que considera «hijo mayor del liberalismo girondino» y también la defensa de la idea de que la democracia sólo cobra sentido si va acompañada de «la extinción de la explotación del hombre por el hombre».
Fue bajo este clima cuando, mientras en Francia crecía el desencuentro entre Girondinos y Jacobinos, Pasquale Paoli, que había aceptado el proyecto girondino de un federalismo republicano como marco aceptable al menos temporalmente para su Córcega, se alineó con los primeros.
Su padre, Jean-Dominique Blanqui, era profesor de filosofía y astronomía. Su condición de diputado girondino en la Convención Nacional de 1793 le había valido 10 meses de prisión bajo el Terror.
En medio de disputas de origen económico ambos grupos propiciaron episodios de violencia, convirtiendo en inseguras las calles bogotanas para las víctimas de la euforia colectiva que había sido provocada por el modelo girondino de la segunda revolución francesa, cuyos principios fueron aplicados por el gobierno de entonces, en cabeza del general José Hilario López.