gerusía

Búsquedas relacionadas con gerusía: apella, éforos

gerusía

 
f. Institución del Estado espartano.
Ejemplos ?
15 de la Gerusía, incluyendo a Agis, lo hallaron culpable y 14 estuvieron en contra, pero los 5 éforos no lo hallaron culpable por lo que fue absuelto.
Areo y Cleónimo, hijo menor de Cleómenes, pudieron entonces reivindicar el trono. La gerusía se decantó por Areo, en aplicación de la regla de la porfirogénesis: era el heredero del príncipe heredero.
En efecto, las atribuciones de los éforos aumentaron progresivamente, hasta acumular el poder legislativo, el judicial y el ejecutivo. Presidían las reuniones de la Gerusía o consejo oligárquico de ancianos de Esparta y de la asamblea (Apella).
Bajo estas circunstancias cuando se encontraba la Apella en un tiempo determinado y un lugar concreto, los representantes de la gerusía tenían el deber de hacer propuestas ante el pueblo reunido y después de que habían sido discutidas, disolver al pueblo.
En definitiva, la Apella se presenta como un mero instrumento para hacer públicas las decisiones previamente adoptadas por otras instancias del aparato estatal lacedemonio, cuyo papel se limita a aprobar o rechazar las mociones planteadas por la gerusía...
Al fin y al cabo es lógico que una guerra la declare o un tratado lo firme «el pueblo lacedemonio», mientras los órganos que lo han promovido, los que tienen el verdadero poder efectivo, esto es, la gerusía y los éforos, permanecen entre bastidores, ocupando un segundo plano en el relato de nuestras fuentes Así, ella vota la participación en la guerra del Peloponeso o la paz del rey, en 371 a.
Además los gerontes eran miembros de la Apella de pleno derecho y podían usar el peso de su autoridad para influir en la discusión de las propuestas presentadas por la gerusía.
Según Theodor Mommsen, el gobierno había pertenecido primeramente al Consejo de los Ancianos o Senado, compuesto, como la Gerusía de Esparta, de dos reyes que el pueblo designaba en la asamblea y de veinticuatro gerusiastas probablemente nombrados por los propios reyes y con carácter anual.
Las normas de la Gran Retra hacen de la Apella un órgano que funcionaba regularmente y los miembros de la gerusía no necesitaban convocarla.
Las diferencias existían, simplemente con ver los aristócratas llamados kaloikagathoí (“los bellos y buenos”) elegidos para la Gerusía.
Parece que en los primeros tiempos, los reyes (y posiblemente los gerontes como representantes de la organización tribal) tenían el derecho de convocar a la Apella, presentar propuestas (recomendadas por la gerusía) y después de la discusión, disolver la Apella.
Sin embargo, el poder de estos reyes era limitado tanto por un consejo de ancianos (la Gerusía) como por magistrados (los éforos) específicamente designados para vigilar a los reyes.