genitor

Búsquedas relacionadas con genitor: emancipado, progenitor

genitor, a

(Del lat. genitor.)
adj./ s. Que engendra.

genitor

 
adj. Díc. del que engendra.
Ejemplos ?
A mi patria Correguda de Joies El Carnaval de València El adiós de boabdil a Granada Elegia Entre el Jucar y el Turia Es chopà 'hasta' la Moma Eterno Genitor La Fira de València Las cuatro Estaciones El Sinaí El tesoro de Boabdil Nocturno Plegaria Rapsodia Española Un Paseo en Gondola Una Nit d'Albades El festín de Baltasar, Poema Simfònic Las fases del campo, idili simfònic 1878 Réquiem in memoriam María de las Mercedes de Orleans, Reina de España.
Muchos son los caballos que han pasado a la posteridad a causa de sus célebres dueños, entre la historia y la literatura, destacan los siguientes: Victoria en Tebas y Mut está satisfecha (caballos del carro de guerra de Ramsés II), Blanchard (de Carlomagno), Kanthaka (del Príncipe Siddhartha lo ayudó a escapar de su palacio en el momento de su rencunciacion), Bucéfalo (el de Alejandro Magno), Estrategos (de Aníbal), Genitor (de Julio César)...
Encima el astro inmenso numen de luz y genitor del día, que en majestuoso ascenso se aproxima al cenit; el infinito azul espacio en torno; un océano de crespas nubes a los pies, heridas por las del sol miradas encendidas; y el nombre venerando en todo escrito y visible la mano del de los mundos Padre y Soberano.
Mi voz con la del mundo, salve, te dice, genitor glorioso de toda vida y todo ser que encierra, por cuanto abarcas en tu luz, la tierra.
Oh en un tiempo de los siglos demasiado anhelados nacidos, héroes, salud tened, de los dioses el linaje, oh de sus madres buena 23a progenie, salud tened de nue 23b A vosotros yo a menudo, con mi canción, a vosotros os apelaré, y a ti, tan eximiamente por estas teas felices acrecido, 25 de Tesalia el baluarte, Peleo, al que Júpiter mismo, el mismo de los dioses genitor, concedió sus amores, ¿acaso a ti Tetis no te tuvo, bellísima Nerina?
115 Pero, a qué yo, de la primera canción apartado, más cosas conmemore: cómo abandonando de su genitor la hija el rostro, cómo de su consanguínea el abrazo, cómo después el de su madre, la cual en su triste hija perdidamente se alegraba, a todo ello, de Teseo el dulce amor antepusiera; 120 o cómo transportada fuera en balsa a los espumosos litorales de Día, o cómo a ella, religadas sus luces por el sueño, la abandonara con desmemoriado pecho partiendo su esposo.
Ese tu genitor, las murallas mesenias en otro tiempo derribó y, no merecedoras, las ciudades de Elis y Pilos 550 derruyó y contra los penates míos hierro y llama empujó, y por que a otros silencie yo, a los que él dio muerte, dos veces seis los Nelidas fuimos, admirada juventud, dos veces seis de Hércules cayeron, menos yo solo, por las fuerzas, y que otros ser vencidos pudieran, soportable es: 555 prodigiosa de Periclímeno la muerte es, a quien el poder tomar figuras, cuales quisiera, y de nuevo dejar las tomadas Neptuno había otorgado, de la sangre de Neleo el autor.
hija del Aqueloo, augusta, virginal Dirce, pues tú antaño en tus fuentes la cría de Zeus recibiste, cuando en su muslo, desde el fuego inmortal, Zeus su genitor le sacó, gritando así: -¡Ea, Ditirambo, en esta mi varonil matriz entra!
Pero después de que la tierra de crimen se imbuyó indecible, y la justicia todos de su deseosa mente ahuyentaron, inundaron sus manos de fraterna sangre los hermanos, desistió a sus extinguidos padres el nacido de llorar, 400 deseó su genitor los funerales de su primogénito hijo, para, libre, de la flor apoderarse de una doncella madrastra, y la madre, sometiéndose ella, impía, a su ignorante hijo, impía, no temió mancillar los divinos penates.
Cuestionador de la clásica visión de la gestión provincial. El compilador endilga el título de 'genitor'(sic) a Felipe E. Domínguez, sacerdote que fue alcalde y parroco del entonces distrito de Piscobamba, durante su gestion edil se dio la provincializacion; a partir de 1958 volvio a ejercer el magisterio, esta vez en Pomabamba (Colegio Mons F.O.E., Instituto de mujeres, Normal de Pomabamba)hasta 1970.
Lascia, invitto eroe" Recitativo: Né tu l'avrai, sin che di sangue Aria: Al fragor di trombe altere Recitativo: Perché co' fidi miei tu non unisti Aria: Calmar vorrei quell'ira Recitativo accompagnato: Tu palpiti, mio core Duettino: Bella fiamma del mio core Recitativo: Principessa, ben mio Recitativo accompagnato: Sempre la sorte amica Aria: Freme la sorte irata Recitativo: Ella e l'astro felice Cavatina: Deh! Pietoso al tuo desire Recitativo: Mio re, mio genitor Terzetto: Renditi al pianto mio Acto II: Balli Recitativo: Bella madre...
Sin embargo, sus soldados lo veneraban y fueron muy raros los casos de deserción, quizá debido al carácter magnánimo de César. También montaba un caballo de nombre Genitor que nació en los establos que el general tenía en su casa.