generosamente


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos
Traducciones

generosamente

freely

generosamente

ADV
1. (= con largueza) → generously
2. (= con magnanimidad) → nobly, magnanimously
Ejemplos ?
Afligiéronse todos, y César, riendo, alabó a los insubres, porque aun después de la adversidad honraban los amigos; y mandó no quitasen la estatua de su lugar, dando a entender generosamente que vivía de manera que tampoco le aborreció vivo.
Y este rincón ecuatoriano, q' tentó la ambición extranjera, seguirá ofreciéndose como una madre cariñosa y fecunda, abriendo su seno de riqueza inagotable con sus tierras, ríos y montañas, alargándolo generosamente para la sustentación de sus hijos y hasta para hacer la opulencia.
– Está claro –continuó– que nosotros los hombres de leyes damos un uso muy prolongado a nuestros trajes gracias a la toga bajo la que los llevamos mientras los tejidos resisten y se mantienen las costuras; es por ello y porque es necesario que todo el mundo viva, incluso los ladrones, y, por tanto, los pañeros–calceteros, que no regatearé los seis escudos que maese Goubard me pide; a los que añado, además, generosamente un escudo falso para el dependiente con la condición de que no lo cambie perdiendo, sino que lo haga pasar por bueno a algún burgués bribón, empleando para ello todos los recursos de su ingenio; si no es así, me quedo el citado escudo para la colecta de mañana domingo en Nôtre–Dame.
Venezuela, antes que nadie, reconoció y conservó generosamente esta integridad para no abandonar la causa de sus hermanos, mientras tuvo la menor apariencia de salvación.
Asi lo hicieron i como no era posible que se fueran a tierra ni querian hacerlo, hubo que alojarlos en los buques mercantes que generosamente se prestaron a recibirlos.
Fue el caso que habiendo el monarca expedido título de conde al obispo del Cuzco don Juan de Castañeda Velázquez y Salazar en compensación de cuarenta mil duros que éste oblara generosamente para reedificar la casa y cárcel del Santo Oficio de la Inquisición de Lima, destruidas casi por el terremoto de 1746, el obispo transmitió la regia gracia a su sobrina doña Francisca Javiera de Castañeda, esposa del alcalde de Lima don Joaquín de Lamo y Castañeda.
Mientras el pueblo humilde, siguiendo a Lavalleja y sus jefes divisionarios se da en los campos de batalla generosamente, enteramente, al sacrificio por la independencia, gran parte del patriciado criollo que se dignó encargar de las pesadas tareas de la administración pública, va forjando eslabón por eslabón, en el confortable ambiente de los despachos de gobierno y en la sala de sesiones de la Junta de Representantes, una nueva cadena… ¿Es que la historia se repite, verdaderamente?
Nada se podrá hacer de aquí para adelante, si no logramos conjugar y armonizar, sin temores ni suspicacias, lo que cada quien en materia de trabajo material o intelectual: de guía, de orientación, de organización de fuerza político-electoral o de estudios de los problemas nacionales o internacionales, pueda dar generosamente a la gran corriente revolucionaria mexicana.
Pues ven nuestro valor y experimenten a su costa que no ha decaído en un punto ni el espíritu ni el honor de la; y si por castigo de Dios su injusta envidia nos supera ayudada de la fuerza francesa, y acabara nuestra libertad y privilegios 190 y más años después que acabó la de Castilla con el honor de inmortal memoria, sacrificando generosamente nuestras vidas...
Honorable Congreso de la Unión: Desde que asumimos la Presidencia de la República, se inició la tarea de poner en vigor los principios y el programa de gobierno expuestos durante la campaña política, el demandar el voto que los hombres y las mujeres de México nos otorgaron limpia y generosamente.
No queremos, sin embargo, empezar alegando los derechos que tiene todo país conquistado, para recuperar su estado de propiedad e independencia; olvidamos generosamente la larga serie de males, agravios y privaciones que el derecho funesto de conquista ha causado indistintamente a todos los descendientes de los descubridores, conquistadores y pobladores de estos países, hechos de peor condición, por la misma razón que debía favorecerlos; y corriendo un velo sobre los trescientos años de dominación española en América, sólo presentaremos los hechos auténticos y notorios que han debido desprender y han desprendido de derecho a un mundo de otro, en el trastorno, desorden y conquista que tiene ya disuelta la nación española.
Artículo 9º - Los Caciques mencionados se obligan á perseguir á los indios Gauchos ladrones y á entregar los malévolos cristianos con los animales que llevan á tierra adentro, asi como tambien entregara bajo la mas seria responsabilidad a todo negociante de ganado robado que cruze por sus campos y pueda ser capturado por alguno de los Caciques ó Capitanejos, conviniendo el Gobierno en recompensar generosamente á los que entreguen en el fuerte mas inmediato las personas y haciendas referidas.