generalato

generalato

1. s. m. MILITAR Empleo o grado de general.
2. MILITAR Conjunto de los generales de uno o varios ejércitos.
3. RELIGIÓN Cargo o ministerio del general de las órdenes religiosas y tiempo que éste dura.

generalato

 
m. Ministerio del general de las órdenes religiosas.
mil. Grado de general.
Conjunto de los generales de un ejército.
Traducciones

generalato

generalship

generalato

generalship

generalato

generalship

generalato

generalship

generalato

SM
1. (= arte, rango) → generalship
2. (= personas) → generals pl
3. (Méx) (= madama) → madame, brothel keeper
Ejemplos ?
En cuanto al generalato, oficiales y la soldadesca, se buscó mejorar su instrucción y disciplina, aunque las academias militares no se crearían hasta el siglo XVIII.
Por lo general tienen acceso hasta determinados rangos de oficial, al igual que los oficiales, que no todos tienen acceso al generalato, y que varía según los países.
Asciende más tarde, pasando de centurión de los pretorianos a primipilo, es decir, el primer abanderado, portador del águila legionaria, principal enseña de la unidad, de la Legio XVIII, cuyo lugar de acuartelamiento no está demasiado claro. De esta, pronto pasa a la Legio III Augusta, ascendiendo a praefectus, lo que vendría a ser el generalato.
Pero a la hora de aprobar las Constituciones se modificaron, por voluntad del Papa, en dos puntos esenciales: el generalato pasaba a ser de solo tres años y no vitalicio, como había prescrito Ignacio, y se introducía el coro en la S.I., según la práctica de otras órdenes religiosas.
Stalin ascendió a Malinovski a coronel general, otorgándole la condecoración soviética más alta para el mérito en el generalato –la Orden de Suvórov de 1.
Yo me conozco, les decía, quando después de haber servido seis años el Generalato quiso renunciarle: si me quereis, dexadme soltar esta carga que aflige a mí espíritu, y le desatará pronto de la carne .
Doña Teresa le condujo a su gabinete situado al extremo opuesto de la sala, y, una vez establecidos allí en sendas butacas los dos sexagenarios, comenzó el hombre de mundo por pedir agua templada con azúcar, alegando que le fatigaba hablar dos veces seguidas, desde que pronunció en el Senado un discurso de tres días en contra de los ferrocarriles y los telégrafos; pero, en realidad, lo que se propuso al pedir el agua, fue dar tiempo a que la guipuzcoana le explicase qué generalato y qué condado eran aquellos de que el buen señor no tenía anterior noticia, y que hacían mucho al caso, dado que iban a tratar de dinero.
Graduó de maestro al sutilísimo Escoto; ilustró la orden con un capítulo general, que celebró en Tolosa, á donde concurrieron de ella novecientos Maestros en sagrada teología, que formaron la de claración de su regla, la que aprobó después el Concilio vienense; y el Papa Clemente V desapropió á toda la Orden de las rentas que poseía, reduciéndola á la observancia primitiva, y con el mismo espíritu de singular pobreza murió en el Señor en el convento de París, á los nueve años de su generalato, año de 1313, á donde apareció á sus religiosos, rodeado de luces y resplandores de gloria.
Parece increible que en los pocos años que vivió este Varón ilustre, continuamente ocupado, y casi siempre enfermo, pudiese escribir tanto y tan bien en materias inconexas y las mas delicadas. Concluido el Generalato se habia establecido en Roma en el Seminario de S.
Los ecuos, sin embargo, se negaron a aceptar por más tiempo el generalato de Atio Tulio, surgió una disputa en cuanto a qué nación debía proporcionar el comandante del ejército unido, y esto resultó en una sangrienta batalla.
Se daban todos los indicios de que iba a producirse un serio conflicto, pero Fabio los ahuyentó con una sugerencia aceptable para ambas partes, a saber, que como había una considerable cantidad de tierras tomadas a los volscos el año anterior, bajo el feliz generalato de Tito Quincio, debía asentarse una colonia en Anzio, la cual, como ciudad portuaria, resultaba adecuada para tal propósito.
Fundasteis una colonia y establecisteis un Ayuntamiento con el principal fin de que os nombrasen jefe de las fuerzas que os acompañaban; y ya con este generalato emprendisteis vuestra marcha a lo interior del reino, asegurando falsamente que erais portador de una embajada de vuestro rey para Moctehuzoma.