gayo


También se encuentra en: Sinónimos.

gayo, a

adj. culto Que es alegre y vistoso.
Traducciones

gayo

gai

gayo

gay

gayo

gaja

gayo

gay

gayo

gaio

gayo

Гайо

gayo

Gayo

gayo

Gayo

gayo

Gayo

gayo

Gayo

gayo

(liter) ADJ
1. (= alegre) → merry, gay
gaya ciencia (Literat, Hist) → art of poetry
2. (= vistoso) → bright, showy
Ejemplos ?
Pablo había confiado a Epafrás, un colosense, el cuidado de evangelizar a Colosas; Epafrás había extendido su apostolado a Laodicea y Hierápolis (;). A Pablo le seguían ayudando Timoteo y Erasto, Gayo y Aristarco, Tito, de quien nunca hablan los Hechos, y otros.
Gayo (en latín, Gaius) (120?-178?) fue un jurista romano de mediados del siglo II. Gayo es unos de los juristas más enigmáticos, ya que se carece de informaciones sobre su vida.
A partir del análisis de sus textos, se ha sostenido que Gayo no estaba muy al tanto de la evolución doctrinal de la época, especialmente, al declararse sabiniano en la época de los Antonios (donde la rivalidad de las escuelas sabineana y proculeyana había prácticamente desaparecido), lo que reafirmaría su carácter provincial.
Sus Intitutiones alcanzaron gran difusión durante el Dominado (y por ello es prácticamente la única obra de derecho romano que ha llegado casi completa, aparte del Corpus Iuris Civilis), siendo utilizada hasta la época de Justiniano, como un texto para los estudiantes de derecho (siendo objeto de varias ediciones e incluso reelaboraciones y resúmenes). De hecho, las Institutiones de Justiniano se basaron principalmente en la obra de Gayo.
A pesar de esta resistencia, Aníbal fue capaz de reforzar su ejército hasta contar con 50 000 soldados. Al año siguiente los romanos eligieron cónsul a Gayo Flaminio, esperando que pudiera derrotar al cartaginés.
Prefiero obviar ejemplos antiguos, como el de Gayo Servilio Ahala, que dio muerte por su propia mano a Espurio Melio por intentar tímidas reformas.
De las diversas suertes de guerras que se siguieron después que edificaron el templo de la Concordia Curioso baluarte contra las sediciones fue poner a los ojos de los que hablaban al pueblo el templo de la Concordia por testigo, memoria de la muerte y castigo de los Gracos La utilidad que de esto sacaron lo manifiesta el fatal suceso de las calamidades que se siguieron; pues desde entonces procuraron los que hablaban no separarse del ejemplo de los Gracos; antes salir con lo que ellos pretendieron, como fueron Lucio Saturnino, tribuno del pueblo y Gayo Servilio, pretor, y mucho después Marco Druso.
Se pasó a cuchillo a Gayo Graco, de padre, abuelo y linaje esclarecidísimos; fue muerto el ex cónsul Marco Fulvio junto a sus hijos.
Papa Zepherino, papa Calexto, papa Urbano, papa Ponciano, papa Anthero, papa Fabiano, papa Cornelio, papa Lucio, papa Stéfano, papa Xesto el segundo, papa Dionicio, monge; papa Félix, papa Euthiciano, thusco; papa Gayo, dálmada; papa Marzelino.
CAPÍTULO L. Un aplauso después de este aparato la servidumbre dio y "Para Gayo, felicidad" clamó. También el cocinero con una bebida honrado fue y una argéntea corona, y la copa en una bandeja de Corinto recibió.
Y, en efecto, interrumpió su deseo de bailar un secretario que, como las actas de la ciudad, recitó: "Séptimo antes de las kalendas de agosto (26 de julio): en el predio cumano, que es de Trimalquión, nacidos fueron niños treinta, niñas cuarenta; recogidos de la era para el hórreo quinientos mil modios de trigo; bueyes domados, quinientos. En el mismo día: Mitridates el siervo a la cruz llevado fue, porque por el genio del Gayo nuestro maldijera.
CAPÍTULO LIV. Cuando especialmente estaba esto diciendo Gayo, un chico de Trimalquión se cayó. Conclamó la servidumbre, y no menos los comensales, no por causa de una persona tan apestosa, cuyas cervices incluso partidas con más gusto hubiesen visto, sino por causa del mal fin de la cena, no necesidad tuvieran de un ajeno muerto llorar.