gavillar

(redireccionado de gavillas)

gavillar

1. s. m. AGRICULTURA Terreno cubierto de gavillas de la siega.
2. v. tr. AGRICULTURA Hacer las gavillas de la siega.
NOTA: También se escribe: agavillar
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Al mismo tiempo, desgraciadamente, han surgido no sólo en esos lugares, sino en algunos otros puntos del territorio nacional, numerosas gavillas sin color político, animadas únicamente por el espíritu de bandidaje, que comienza a desarrollarse de nuevo, sembrando entre los habitantes del país, mayor alarma quizá que la producida por los que iniciaron la revuelta.
No pudieron conseguir atraparle; se refugió bajo un montón de madera que se puso de pronto a deshacer; pero cuando las gavillas se levantaron, se le pudo ver bien, pero no le vieron.
Quedo, pues, rogando, señor Bachiller, que los facciosos de las gavillas que hace un año se están destruyendo todos los días completamente no intercepten por «esas veredas» esta carta, y que la administración de correos, tan bien montada en este país, no la incomunique para diligencias propias, o no se la mande por América, así como recibimos por qué sé yo dónde la correspondencia de Francia, merced a las victorias no interrumpidas que nos tienen expedita la carretera principal.
Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero." 13.31.
6 En aquel día pondré los capitanes de Judá como un brasero de fuego en leña, y como una hacha de fuego en gavillas; y consumirán á diestra y á siniestra todos los pueblos alrededor: y Jerusalem será otra vez habitada en su lugar, en Jerusalem.
5 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. 6 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; Mas volverá á venir con regocijo, trayendo sus gavillas.
NTRODUCCIÓN Perdidas de Villalar en la sangrienta jornada, de los bravos comuneros las últimas esperanzas, sus gavillas por doquiera rendidas o derrotadas, el arzobispo Merino a Toledo gobernaba.
Manda y paga a un ejército de peones, y, lo mismo que a sus hijos, ha enseñado a muchos de ellos como se trabaja: su ejemplo los instruye, y cuando, durante la trilla, bajo los ardores de un sol sin piedad, echan incansablemente a las ruidosas fauces de la máquina las gavillas, su presencia los alienta.
Una vez se hundieron en un arroyo profundo y salieron de él blancos como los molineros cuando se mueve el molino, y otra vez, por donde las lagunas se habían helado, resbalaron sobre la dura llanura del hielo; se soltaron los nudos de sus gavillas de leña y tuvieron que recogerlas y atarlas de nuevo; y otra vez se creyeron perdidos, y un gran terror se apoderó de ellos, porque sabían cuán cruel es la nieve para quien se duerme en sus brazos.
Uno de éstos fue la voladura del tren que venía de Veracruz para esta ciudad, voladura que tuvo lugar la mañana del 14 de julio de 1915, y que fue ejecutada por las gavillas zapatistas que operaban en la región de Apizaco y Tlaxco, bajo las órdenes de los cabecillas José Trinidad Sánchez y Emilio Márquez.
Allí Nuestra Señora del Perpetuo, con su rostro flacucho tan parecido al del seminarista; allí Martín de Porres, que armado de su escoba representa la negrería del Cielo; allí Bernardette, de rodillas ante la blanca aparición; allí copones entre nubes, ramos de uvas y gavillas de espigas, y el escapulario del Sagrado Corazón, de alto relieve, destacaba sus chorrerones de sangre sobre el blanco disco de franela.
He aquí de qué modo: Púseme un vestido de mujer, con largas y flotantes faldas, cubrí mi cabeza con una gorra de punto, me calcé con zapatos blancos y finos, como las damas, y disfrazado con femenil aspecto, me senté sobre un asno cargado de gavillas, y hui a través de los soldados que me perseguían.