gauchesco

(redireccionado de gauchescos)
Búsquedas relacionadas con gauchescos: boleadoras

gauchesco, a

adj. De los gauchos literatura gauchesca.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

gauchesco, -ca

 
adj. Propio del gaucho.
f. lit. Producción literaria sudamericana, esp. argentina, sobre temas o ambientes gauchos. Alcanzó gran auge con el poema Martín Fierro, de José Hernández.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

gauchesco

ADJ (Cono Sur) → gaucho antes de s, of the gauchos
vida gauchescagaucho life
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
uillermo Cuadri también conocido por su seudónimo Santos Garrido (Minas, 12 de enero de 1884 - Ib., 1 de octubre de 1953) fue un escritor uruguayo considerado uno de los poetas gauchescos más populares de ese país.
En Río Grande del Sur se destacó el escritor gaucho João Simões Lopes Neto, que buscó por rescatar los orígenes de la cultura local, escribiendo cuatro obras principales que exaltaban el espíritu del gaucho en la regíon: Cancioneiro Guasca (1910), Contos Gauchescos (1912), Lendas do Sul (1913) y Casos do Romualdo (1914).
En el siglo XX han aparecido juegos gauchescos como la polka de la silla, el rastrín, el juego de los tachos y el ejercicio de las tropillas entabladas que de ser una práctica habitual ha pasado a ser una muestra de la destreza gaucha (el adjetivo "entablada" no significa que las cabalgaduras estén ceñidas por tablas o dispositivo parecido sino porque en el lenguaje gaucho tradicional se llama "tablada" o, coloquialmente "la tablada", a cualquier amplia zona de terreno rodeada de postes, "palos a pique" o "tablas" dentro de cuyo recinto se resguardan y crían a las tropillas de equinos).
Un ejemplo de la idiosincrasia gaucha del siglo XIX está reflejada por José Hernández (quien se crio entre gauchos) se encuentra en estas estrofas del Martín Fierro (se respetan los modismos y los vocablos gauchescos de ese tiempo): Poco más de medio siglo después el escritor y estanciero Ricardo Güiraldes se siente emocionalmente obligado a dar su homenaje a los gauchos (en los inicios de siglo XX reducidos a la categoría laboral de "peones", es decir: de jornaleros rurales).
La novela está escrita en un lenguaje llano y con frecuencia, especialmente en los diálogos, con regionalismos gauchescos de la llanura argentina.
Para algunos críticos, la antigua poesía tradicional y anónima de los gauchos tiene una base española popular (romances, coplas, canciones), ingresada en el Río de la Plata con los conquistadores y colonizadores, la cual fue repitiéndose de boca en boca, adaptándose a la realidad americana, hasta llegar a convertirse en la poesía de los gauchos argentinos. Los gauchos son los protagonistas de los poemas gauchescos y de las obras en prosa del mismo género.
En 1925 publicó una serie de cuentos en la revista El Suplemento (dirigida por Miguel Sanz), la mayoría de los cuales nunca fueron recogidos en libro. A fines de ese año edita un libro de cuentos gauchescos llamado Bichitos de Luz.
La universalidad de la obra de Espínola es el sello positivo de su grandeza y de su audacia. Hasta ahora los relatos gauchescos naufragaban en el río de la Plata si trataban de vadearlo para irse al extranjero.
(indicaciones bibliográficas) (1940). Poetas gauchescos: Hidalgo, Ascasubi, del Campo. Buenos Aires: Losada.: Tiscornia, Eleuterio F.
Las carreras cuadreras, la corrida de sortija, la doma, el juego de cañas, la visteada (cuyo gerundio es vistiando) simulacro de duelo criollo en el cual los facones son substituidos por segmentos de cañas tiznadas, la cogoteada, la maroma, y la captura mediante boleadoras y lazo desde el caballo. En el siglo XX han aparecido juegos gauchescos como la polka de la silla, el rastrín y el juego de los tachos.
Entre los juegos y deportes gauchescos se encuentran por ejemplo "la jineteada" que consiste en aguantar sobre el lomo del potro o "bagual" durante un período de 6 segundos hasta que suena la campana y sale a buscarlo el apadrinador.
Esta recopilación de sus poemas gauchescos tuvo una importante repercusión y un gran éxito de ventas, reeditándose alrededor de 20 veces desde su publicación inicial.