gaucha

Búsquedas relacionadas con gaucha: gacha
Traducciones

gaucha

gerissen

gaucha

(anticuado) SF (Cono Sur) → mannish woman
Ejemplos ?
¡Héroes de la guerra gaucha, lanceros, infantes, soldados todos, héroes mil consagrados, centauros de fábula cierta, sacrificados del terruño, granaderos el rayo al puño, locos de gloria, despierta al sol la mente!
Lucero Vaya, amigo, ¡a la salú de sus pagos y los míos, y el gobierno de Entre Ríos que nos ha de dar quietú! ¡Y por la Federación! Martín ¿La gaucha?... Lucero No: ¡la entrerriana!
Estoy en lo de mi hermana Casilda en la costa del "Guarilay". La pobre es muy gaucha, pero no así su esposo, joven largo de manos y no mal parecido, quien pretiende cobrarme la comida.
Las costumbres se cruzan; y justamente, ese día, después de concluido nuestro trabajo, aceptamos unos mates cimarrones que nos cebó el puestero napolitano, en cuclillas cerca del fogón, a la gaucha, mientras su señora prefería tomar una taza de té, como una lady inglesa.
Y a los pocos segundos se produjo el infernal entrevero sobre el campamento mismo de Saldanha. João Francisco había previsto, con la intuición del avezado a la guerra gaucha, la salida del impetuoso jefe de lanceros.
a lo rey albitrario, desde San José de Flores fusila gobernadores, niñas preñadas y curas, y comete en sus locuras otra máquina de horrores. ¡Vea qué Federación tan gaucha!
Afirma el talentoso Luis Hierro que mis "cantos genuinamente uruguayos, evidencian mi vocación para pulsar la tira gaucha y mi conocimiento del alma campesina del paisano".
Pero, aunque lo hubiera querido, ¿cómo hacer entrar en su mentecita gaucha, consideración alguna, para un hombre que había llegado a pie a la casa paterna?
Entonces la Manuelita las sacó de una cajita, y cuando se las mostró, la gaucha las escupió, y pensó hacer otras cosas: pero en esto dentró Rosas en camisa y calzoncillos golpiándose los tobillos, con la cabeza amarrada, una cara endemoniada, y en la cintura una verga.
¡Ah!, Moreno, negro y alegre a lo tordo. Buena gaucha la puestera, y conocida en el campo como servicial y capaz de sacar a un criollo de apuros.
La que al venir la mañana, Cuando náides la importuna, Se aparece en la laguna Como la "Gaucha" de Viana; La camperita inhumana Que frunce mi ceño fiero, La que conoce el pulpero Por el canto de la güeya, En fin,la chiruza aqueya De la trenza pa mi overo.
Eso aspiran con nosotros los niños y no miasmas de arrabal en la canción perversa, que pretende ser criolla y acriolladora; eso ven, y no groserías de matones, ni seres envilecidos por todas las claudicaciones, en un atroz falseamiento de la psicología gaucha, sacrificada al afán exitista o simplemente confundida por pura ignorancia.