gasa

(redireccionado de gasas)
También se encuentra en: Sinónimos.

gasa

1. s. f. TEXTIL Tela de seda o hilo muy ligera y transparente el vestido es de gasa azul.
2. MEDICINA Tela muy clara de hilo o de algodón, caracterizada por la separación relativamente grande de los hilos, que se usa para vendas, compresas y otros usos empapó la gasa en alcohol para curarle la herida. apósito
3. Tela de algodón que se pone doblada a los niños pequeños para que absorba el pipí. compresa
4. Tira de esta tela o de paño negro usada en señal de luto. crespón
5. s. f. pl. CINE Cortinas transparentes colocadas entre la pantalla y las cortinas principales en los cines.
6. gasa hidrófila MEDICINA Tela ligera y de tejido abierto, en general de hilo de algodón y con propiedades absorbentes, utilizada en los apósitos asépticos o impregnada de medicamentos.

gasa

 
f. Tejido con ligamento tafetán y de muy poca densidad de urdimbre y trama.
Tira de gasa o paño negro para luto.
gasa esterilizada Gasa hidrófila, desinfectada mediante esterilización.
gasa hidrófila Gasa de algodón, desaprestada y blanqueada, que se utiliza para hacer vendas, compresas, etc.
cinemat. Nombre con que vulgarmente es denominado todo difusor de trama de hilo. (V. difusor.)

gasa

('gasa)
sustantivo femenino
1. textile tejido ligero y transparente de seda o hilo una blusa de gasa
2. textile tejido de algodón ligero y blando que forma una especie de malla un mosquitero de gasa
3. medicina banda de gasa de algodón esterilizada usada para vendas o apósitos El doctor le vendó el antebrazo con una gasa para cubrir la herida.
Traducciones

gasa

voile

gasa

Gaze

gasa

gaze

gasa

gaze

gasa

شاش

gasa

gaza

gasa

gáza

gasa

gaze

gasa

ガーゼ

gasa

거즈

gasa

SF
1. (= tela) → gauze; [de luto] → crêpe
2. (Med) → gauze, lint
una gasaa dressing
3. (= pañal) → nappy, diaper (EEUU)

gasa

f. gauze;
compresa de ______ compress;
___ antisépticaantiseptic ___.

gasa

f gauze
Ejemplos ?
Hay quien dice que jamás ha sido tan refinada y tan adorable la parisiense como en tiempos de «la santa muselina»; es decir, desde 1830 á 1838, en que el velo simpatizó de lo lindo con el sombrero, y éste hizo también grandes migas con las gasas de Menfis, las batistas del Mogol, las muselinas de Colconda, los encajes de Malta, la batista «Manfrignense»—¡oh, Balzac!—, el tul, los encajes Chantilly, Inglaterra y Bruselas, á más de los festones de puntilla y los primorosos bordados que hacían del velillo un verdadero primor.
Sus gasas caían, sus flores vertían arroyitos de tintes de colores sobre los pobres ropajes empapados en menos que se cuenta, y adheridos al cuerpo.
Muchedumbre de fieles se desborda en la que fue mezquita de Omar; resuena el órgano como intérprete de tanto corazón; por el dombo anchuroso suben las preces entre gasas de incienso.
Si entre aquella semioscuridad, protegido por aquellos tupidos cendales aéreos, consiguiese yo apretar una manita o me permitiese alguna osadía mayor sin encontrar resistencia..., no cabía duda; ¿qué respuesta más clara podía obtener? Busqué, pues, a Andreíta entre las gasas, que se espesaban gradualmente.
Pensando que sería un pollito allí encerrado, abrió la puerta y se encontró ante la hijita del general, vestida de gasas y encajes.
No obstante, redobló de pronto el lanzamiento de serpentinas y cordones y gasas de colorines que envolvía las barandillas de los palcos y tapizaba el suelo; y al caer las tres campanadas llamó algo la atención el ingreso, en dos palcos antes vacíos, de un grupo de máscaras.
Durante veinticuatro horas estuvo toda la casa en movimiento; criados que bajaban precipitadamente por las escaleras de servicio, palafreneros y mozos de cuadra limpiando los caballos, lustrando los coches, colocando gasas y crespones en los faroles...
A las horas en que los párpados se cierran, pero el insomnio no suprime la vida cerebral y psíquica, veía Paulino a su mujer no cual andaba ahora, con atavío elegante y serio, sino como se presentaba antes en el escenario: con la malla señalando morbideces, las gasas plegadas orlando de espuma dos columnillas de vivo alabastro, las gorras y tocados fantásticos acentuando el incitativo melindre de la cara, las lentejuelas fascinando y espejeando en el torso culebreador.
Una neblina, ligera al principio, luego densa y húmeda, empezó a confundir los contornos de los troncos, a velar el ramaje entre gasas grasientas.
Bajo su vestidura, en que se mezclaban gasas sombrías con pesadas estolas de tisú y piedras, se adivinaban la ágil y culebrosa gracia de su cuerpo, las líneas de la morena carne, y un perfume de benjuí se exhalaba de los pliegues y senos de sus brazos, ceñidos por ajorcas de filigrana.
es decir: mundos de tul, de encajes de sedosas gasas; ríos de brillantes; bellísimas flores; perfumes exquisitos; el nácar y el marfil bajo todas las formas; tesoros de raso, gro, terciopelo, blondas, oro y perlas derramados en faldas, colas, pufes, manteletas, sombrillas, zapatitos, botas, pantuflas; y allá en el fondo de un suntuoso retrete, sobre una columna de alabastro, ese delicioso vestido, ensueño de las jóvenes, compuesto de tul chantilly sobre moirée blanco, guarnecido de anchos volantes de valencienne, con una túnica del mismo tul, e iguales guarniciones recogidas con ramilletes de azahares.
4 En el aire glacial de las alcobas sólo gime el amor amortajado, envuelto entre gasas y alaridos, hecho cadáver sobre el lecho donde antes era vivo y en alcohol momificado su desvelo estira su mirada hacia el olvido… mas su párpados lo encierran en capillas fraguándole el recuerdo de su entierro.