garrotero

Traducciones

garrotero

/a
A. ADJ (Caribe, Cono Sur) → stingy
B. SM/F
1. (Méx) (Ferro) → guard, brakeman (EEUU)
2. (Andes, Cono Sur) (= matón) → bully, tough; (= pendenciero) → brawler, troublemaker
3. (Caribe) (= prestamista) → moneylender
Ejemplos ?
Margarito Ramírez Miranda, de extracción ferrocarrilera, nació en Atotonilco el Alto el 22 de febrero de 1891. En 1908, a los 17 años, ingresó a los ferrocarriles como garrotero.
Fue garrotero en los ferrocarriles, en el poblado de Cárdenas; posteriormente trabajó en su rancho hasta 1910; en ese año ingresó al Centro Antirreeleccionista de Ciudad Valles.
Fue un controvertido ferrocarrilero y político mexicano, que fue Gobernador de Jalisco y por 14 años del Territorio de Quintana Roo y Gerente General de los Ferrocarriles Nacionales de México. En 1908, a los 17 años, ingresó a los ferrocarriles como garrotero.
Nació en El Fuerte, Sinaloa, en 1880. De adulto fue garrotero y después ferrocarrilero. Su entrada a la Revolución mexicana data del año de 1913 en septiembre, aliado del General Tomás Urbina, en las filas de la División del Norte que comandaba Francisco Villa.
(APLAUSOS.) La cantidad de dinero que se libera, dinero que, por supuesto, nadie lo va a guardar en el banco, porque todo el que ha vivido aquí en una casita de alquiler, y tiene que pagar a fin de mes el alquiler, la luz, el teléfono, el refrigerador a plazos, los muebles a plazos, el gas, el bodeguero, el carnicero, el tintorero, el limpiabotas —porque hay quien le pide fiado al limpiabotas también—, y algo que oigo aquí mucho: el garrotero (RISAS).
Pero quitar a uno que ganaba un sueldo miserable de 60, de 65, o de 70 pesos, que estaba empeñado con el bodeguero, con el garrotero, con el dueño de la casa, con el tintorero, y con todo el mundo, a ese infeliz que no tiene la culpa de la dictadura, ni de los crímenes de los Ventura y de los Batista y de toda esa gente, yo estimo que no era justo quitarlo para poner otro.
Pero es que me dicen que el garrote es algo ya como un vicio y que, aunque haya organismos de crédito, les piden a este organismo, al otro, al otro y, al final, caen en manos del garrotero también (RISAS).
Bueno, yo no entiendo mucho de eso, ¡porque a mí ni el garrotero me fiaba! La verdad es que nunca tuve trato con esa gente. Pero si se hacen organismos de crédito para evitar que el pueblo vaya a parar en manos del garrotero y el pueblo sigue cayendo en manos del garrotero, ¡aquí no va a quedar más remedio que fusilar al garrotero!
Así comenzó a trabajar de garrotero en la fonda de Las Poblanas y como eran una viejas quedadas se aprovecharon a lo bonito de él.
No, no, no. No vamos a asustar al garrotero, lo que vamos a tener que tomar algunas medidas contra el garrotero. ¡Es que no le hace un favor a nadie!
Me perdona si hay algún garrotero por ahí (RISAS), y no vaya a pensar que yo le tengo ninguna mala voluntad personal; el problema es que está acabando con el pueblo.
Es algo así como un verdadero buitre el garrotero. Y el problema es que una de las ventajas del garrotero es que presta “a la carrera” a los clientes conocidos, a los que son buena paga.