garrón

(redireccionado de garrones)

garrón

1. s. m. ZOOLOGÍA Espolón del ave.
2. Extremo de la pata de algunos animales, por donde se cuelgan después de muertos. corvejón
3. BOTÁNICA Gancho que queda al cortar o romperse la rama de un árbol.
4. ANATOMÍA Parte posterior de la planta del pie. calcañar
5. tener garrones coloquial Tener una persona experiencia, de modo que resulta difícil de engañar ya tengo garrones como para darme cuenta de que estás borracho, así que no me mientas.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

garrón

 
m. zool. Extremo de la pata de algunos animales, por donde se cuelgan después de muertos.
Gancho que queda en la rama de un árbol al cortarla.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

garrón

SM
1. (Zool) [de ave] → spur; [de otros animales] → paw; (= talón) → heel
2. [de carne] → shank
3. (Argentina) → hock
vivir de garrónto sponge, live off others
4. (Bot) → snag, spur
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Babilla: Ampla, fuerte y saliente. Piernas: Largas, anchas y musculosas. Garrones: Profundos, derechos, amplios, secos y lisos. Cañas: Anchas, cortas y tendones bien limitados.
Independientemente de cuál fuera el origen de la raza, el Welsh Pembroke Corgi se desarrolló en Pembrokeshire y se le utilizó para guiar al ganado mordisqueando sus garrones ladrando.
1974 - Romancero panocho, de Rafael García Velasco. 1978 - Disca los garrones hista el colodrillo, de Manuel Romero Ortín (Murcia.).
Los hombres se ponían en los pies una especie de sandalias (cuero de guanaco atado con correas), o para andar en caballo, botas que hacían con los garrones de aquél.
Distrito 2: Centro-Este (Solagitas, La Carababina, El Doctoral y Majadillas Bajas). Distrito 3: Norte (Pinar de los Franceses, El Marquesado, Los Llanos y Garrones).
galopemos a la par hasta la voz de mando. Achicábanse los caballos sobre sus garrones; temblorosos de empuje. Veinte metros irían golpeando rodilla con rodilla, sujetando las monturas, que roncaban de impaciencia.
Los caballos se revolcaban en el corral, para borrar la mancha oscura que en sus lomos dejaran las sudaderas; los que no pudieron entrar atorraban en rosario por el monte, y los perros, intimados por aquella toma de posesión, se acercaban temblorosos y gachos, golpeándose los garrones en precipitados colazos.
Centurión monta y les sigue a espuela y rebenque. Sus moribundos parecen morder los garrones del caballo. Alcanza y lancea, lancea, sin asco, a la espera del tiro que acabe con él...?
Se debatió queriendo desasirse de la mano que, hacia atrás, le empujaba venciendo sus garrones, pero perdió apoyo en una zanja, arrastrando en su caída al jinete, que quedó aprisionado; una pierna apretada por su peso.