Ejemplos ?
PROD.: trigo, cebada, centeno, algarrobas, garbanzos, heno y pastos; mantiene ganado lanar, cabrio, vacuno y de cerda; cría algo de caza.
los de pueblo á pueblo, en mal estado y la carretera general de Medina á Valladolid. trigo, cebada, centeno, algarrobas y garbanzos; cría ganado lanar, vacuno y mular.
Ese sendero de ahí enfrente tuerce a la izquierda, sale a una explanada, luego... -No hay quien lo entienda -interrumpió el hombre-; y el caso es que urge verlo para el ajuste de los garbanzos y de la cebada.
No embargante que el escribano era un abejorro recatado de bolsillo y tan pegado al oro de su arca como un ministro a la poltrona, y que en punto a dar no daba ni las buenas noches, se propuso domeñar a la chica a fuerza de agasajos; y ora la enviaba unas arracadas de diamantes con perlas como garbanzos, ora trajes de rico terciopelo de Flandes, que por aquel entonces costaban un ojo de la cara.
Su cocinero le solía preparar para la colación, un modesto potaje de habichuelas y de garbanzos, con el que se regalaba y deleitaba aquel venerable y herbívoro siervo de Dios, como si fuera con el plato más suculento, exquisito y costoso.
uadro tradicional de costumbres antiguas Existía en Lima hasta hace cincuenta años una asociación de mujeres todas garabateadas de arrugas y más pilongas que piojo de pobre, cuyo oficio era gimotear y echar lagrimones como garbanzos.
Bien es verdad que el cocinero preparaba con tal habilidad los garbanzos y las habichuelas, que parecían, merced al refinado condimento, manjar de muy superior estimación y deleite.
Atraída la codicia de los mercaderes por los precios que rigen en algunas plazas de Europa, se han constituido en España -con la aquiescencia del poder público- trusts para la dominación del mercado y la exportación de azúcar, arroz, patatas, judías, garbanzos, jamón, aceite, vino, tejidos y calzado con lo que la vida del obrero en nuestra nación se ha hecho poco menos que imposible.
El cocido le fue en zaga a la sopa: cada fuente encerraba una montaña de chorizos, patatas y garbanzos, libras de tocino, una costilla salada, y obra de dos rabos de cerdo.
A too esto, al buen pastor se le hospedó en un cuarto alhajao de lo bueno, se le echó un vestido de arriba abajo, como el de un señor prencipal, y se le puso a qué quieres boca, con su puchero de garbanzos con carne del día, su vino de la Nava, de lo mejor, y el azucarillo y el bizcocho tiraos, como el otro que dice, por el suelo.
Había, además, algunas hazas sembradas de trigo, garbanzos y judías; y, por último, allá en la hondonada un frondoso sotillo, poblado de álamos negros y de mimbreras, hacia cuyo centro iba precipitándose el arroyo y formando, ya espumantes cascadas, ya serenos remansos.
vino, aceite, nueces, trigo, cebada, patatas, garbanzos y hortalizas: se mantiene poco ganado lanar, 8 pares de mulas de labor, 8 de bueyes, mucha caza menor, y pesca en el Tajuño de barbos y truchas.