Ejemplos ?
Estos hechos y la evidencia descubierta permiten establecer que lejos de prepararse para el diálogo y la negociación, la estrategia del EZLN era ganar tiempo para pertrecharse y extenderse más a fin de realizar más actos de violencia.
En los siguientes numerales se desarrolla el procedimiento de convocatoria; mientras tanto, el Brigadier Gabino Gaínza, funcionario español, nombrado por España para gobernar la Capitanía General de Guatemala, dice el texto, “continúe con el gobierno superior político y militar”, es decir, que no hubo ninguna independencia, y mas bien fue una maniobra para aplacar las exigencias populares y ganar tiempo para sus intrigas palaciegas.
Y cual político astuto, por ganar tiempo y dar largas, su protección y su auxilio al piloto ofrece, y manda que los sabios eminentes de la docta Salamanca con detención examinen la propuesta extraordinaria.
Sin duda los hermanos Carrera habían tenido cono- cimiento de la victoria de Maipú y procuraba ganar tiempo, en la esperanza de que, sabido en el pueblo de Mendoza el triunfo del ejército patrio, en el que había multitud de hijos de esa provincia, como que en su seno se había organizado, todas las familia se reunirían para pedir al gobernador gracia por sus vidas.
“Las armas que teníamos - agrega -, de las cuales los generales han descubierto una mínima parte, desgraciadamente eran pocos los que las sabían usar, porque no había habido tiempo suficiente para adiestrar a la masa popular”. O sea, vuelve siempre lo mismo: Ganar tiempo para obtener el poder total.
Nuevas luchas aguardan a los esposos y no pocos trabajos a los suegros. ¿Crees, acaso, que yo le habría hablado nunca con tanta dulzura sino por ganar tiempo y vengarme?
Hay un doble juego donde nosotros intentamos ganar tiempo esperando a que aterrice el avión (lo del avión como última posibilidad), y por otro lado ir haciendo las negociaciones de la entrega.
Y aunque de audaz y valiente con reputación sobrada, no se dió por muy seguro el Duque, que ya pensaba en ganar tiempo, aunque acaso toda la honra costara; mas la rapidez del otro hasta la voz lo embargaba, y se perdían sus ojos, y sus manos no bastaban a parar tan recios golpes y tan recias cuchilladas y aunque muy bien se defiende, que al fin le va vida y fama, ya en el rincón de una puerta el escultor le acorrala; y ya el feroz Torrigiano que ve cerca su venganza, en coserle contra el quicio con negra intención pensaba, cuando tremendo tumulto que por defuera se alcanza, llegó en confuso desorden hasta la pieza inmediata.
Le pregunté para cuánto tiempo alcanzarían con un fuego como el que acababa de cesar, y me contestó: :-Para cincuenta minutos. :-Si este es el caso, dije entonces, es indispensable ganar tiempo para buscar munición, antes de que recomience el fuego.
La Providencia reservaba a la Sáenz el papel de salvadora de la vida del Libertador; pues la noche en que los septembristas invadieron el palacio, doña Manuela obligó a Bolívar a descolgarse por un balcón, y viéndolo ya salvo en la calle, se encaró con los asesinos, deteniéndolos y extraviándolos en sus pesquisas para ganar tiempo y que su amante se alejase del lugar del conflicto3.
El Estado nuevo no está más apurado que el Estado antiguo, pues, en realidad lo imposible bien se puede prometer, pero no cumplir. Busca ganar tiempo, que le hace falta para madurar sus vastos proyectos.
¡Ay! Lo que se hace siempre en coyunturas parecidas: prometer y ganar tiempo. No faltaba más, y para dar a sus promesas más solemnidad, las fija en sus decretos.