galicano

(redireccionado de galicanos)

galicano, a

1. adj. De la Galia.
2. LINGÜÍSTICA Se refiere a la expresión o estilo que está influido por la lengua francesa.

galicano, -na

 
adj. rel. Relativo a la Iglesia de Francia.
Partidario del galicanismo.
Traducciones

galicano

gallicano

galicano

(anticuado) ADJ
1. (= galo) → Gallic
2. (Rel) → Gallican
Ejemplos ?
El cardenal Pedro de Luna, junto a Jean de Cros, propuso la elección del arzobispo de Bari, Bartolomeo Prignano, quien no era cardenal y por ende no estaba en el cónclave, para contentar a los romanos y para superar el conflicto entre las dos facciones francesas (lemosinos y galicanos).
El cónclave para elegir al sucesor de Gregorio XI inició el 7 de abril de 1378, con la presencia de solo 16 de los 22 cardenales electores, ya que no se esperó la llegada de los que se encontraban en Aviñón. Los cardenales estaban divididos en tres facciones, lemosinos, galicanos e italianos, cada una con su propio candidato.
El espíritu general del sínodo, antiromano y anticurial, se manifiesta en algunos artículos: confirma los artículos galicanos de 1682, aprueba las tesis de jansenistas contra la devoción del Sagrado Corazón, de los ejercicios espirituales y de las misiones populares; fusiona a los religiosos en una sola orden y suprime los votos de pobreza y obediencia.
Torquemada sostuvo siempre á los Latinos contra las pretensiones y dogmas de los Griegos, y con no menos teson las prerogativas de la Silla Romana contra las máximas de los Doctores Galicanos: servicios que el reconocimiento de Eugenio premió con la púrpura, habiéndole creado Cardenal del título de Santa Sabina juntamente con Besarion el Griego, y con los Españoles Juan de Carvajal, y Alfonso de Borja, que adelante fué Papa con el nombre de Calixto III.
De acuerdo con Carlomagno, su padre Pipino el Breve y Crodegango de Metz abolieron los ritos galicanos en favor del romano, con el propósito de fortalecer las relaciones con Roma que culminaron con el nombramiento de Carlomagno como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.
No obstante, en 1515, Francisco I firmó un nuevo acuerdo con el papa León X, el Concordato de Bolonia, que daba al rey el derecho a nombrar candidatos y al papa el derecho de investidura; este acuerdo disgustó a los galicanos, pero dio al rey el control sobre los cargos eclesiásticos de importancia con los que beneficiar a su conveniencia a las familias nobles.
Sin embargo, nunca creyeron los teólogos galicanos ni los españoles que la consagración no se hiciese en virtud de las palabras de Jesucristo.
Lo que sabemos acerca del canto galicano proviene de las descripciones contemporáneas del canto y de los elementos galicanos que han sobrevivido en las fuentes gregorianas posteriores.
Con él salieron también otros setenta y dos valiosísimos ejemplares (códices góticos, galicanos e impresos incunables) Originario del Reino de Pamplona contiene cosidos distintos cuadernillos: unas Vidas de Santos, una Pasión y una Misa de los santos Cosme y Damián, un libro de la Sentencias y sermones de San Agustín.
"Para los galicanos, cualquier decisión de Roma, curial o papal, administrativa o doctrinal, no adquiría validez ni entrañaba aceptación obligatoria de obediencia, mientras no fuera aprobada por la iglesia francesa".
Así, se aprecia una fuerte romanización en los libros litúrgicos galicanos que hoy conocemos: Missale Gallicanum vetus, Missale Gothicum, Missale Francorum.
No deben ser confundidos con los llamados libros litúrgicos Neo Galicanos publicados en varias diócesis francesas luego del Concilio de Trento, los cuales tienen muy poco o nada que ver con él.