galdosiano

(redireccionado de galdosiana)

galdosiano, a

(De B. Pérez Galdós, escritor español.)
adj. De este autor o de su obra.

galdosiano, -na

 
adj. Relativo al escritor Pérez Galdós y a su estilo literario.
Traducciones

galdosiano

ADJ relating to Benito Pérez Galdós
estudios galdosianosGaldós studies
Ejemplos ?
La Casandra galdosiana venía a recordar el escándalo que diez años antes había producido el estreno en el Teatro Alhambra de Madrid, en abril de 1891, la obra de Rosario de Acuña El padre Juan.
La heroína de la trama será "Atenaida", maestra de escuela del lugar (síntesis galdosiana de serenidad, progreso y justicia) junto con Cintia-Pascuala, y el malvado contrincante "Dióscoro", político hipócrita, astuto zorro viejo y padre de tres hijas (Protasia, Calixta y Teófila); el personaje a redimir esta vez será Alejandro, marqués de Rodas, frustrado terrateniente y político.
Dicho con palabras de Ramón Pérez de Ayala: "la clave o cifra con que la obra completa galdosiana se hace fácilmente comparable y adquiere un sentido trasparente, llano, próvido, tierno, evangélico".
Este decreto, en el que no hay ni una palabra emocionada, destacará hoy su sequedad en las columnas de los periódicos, donde palpita el dolor de todo un pueblo, donde tiemblan las frases tiernas y acongojadas de la noble España galdosiana.
La incógnita, compartiendo escenarios inventados con un Madrid galdosiano más contado que vivido, viene presentada y planteada a lo largo de la correspondencia que Manuel Infante envía a un ignoto (entre apócrifo y misterioso) "Equis X", vecino de Orbajosa —una de las tres ciudades imaginarias de la cosmogonía galdosiana—; en las páginas de las misivas que va escribiendo el tal Manuel Infante, se alterna "la loma de Madrid con cien cupulillas, bajo un cielo claro, transparente, bruñido", cielo de febrero que vive y narra Manolito, con "esa ruda Orbajosa, entre clérigos y gañanes", que el mismo Infante le augura al innombrado y aquí cariñosamente tratado de "Equisillo".
En el callejero se cruzan y entretejen con la acción calles con vocación galdosiana como: Carretas, Concepción Jerónima, Toledo, Montera, León, Farmacia, Arenal, Hortaleza y Cava Baja, y rincones como el callejón de San Marcos, la Fuente del Berro, el Cerro de San Blás o las callejuelas del Almendro y del Nuncio.
En Nazarín, Galdós se traslada al extrarradio de Madrid, acompañando las andanzas del sacerdote manchego don Nazario Zaharín, mezcla galdosiana de quijote y Cristo.
Y aún un siglo después, la ciudad galdosiana impondrá su sello en novelistas contemporáneos como Arturo Pérez-Reverte o Juan José Millás.
El escritor grancanario Benito Pérez Galdós envió al Director del periódico La Prensa, de Buenos Aires, una carta fechada el 20 de septiembre de 1884 y que apareció publicada el 4 de de octubre de ese mismo año. En la carta galdosiana se habla del sentimiento liberal de los cántabros:: Cuenta Amós de Escalante, en Costas y Montañas.
Gracias a la restauración hecha por un hermano suyo arquitecto, pudo amueblarlo tal y como había sido descrito por Galdós en la novela. Desde entonces, el lugar se convirtió en un punto de encuentro para amantes de la obra galdosiana.
(Impartido en portugués); La Personalidad del Don Juan a través de la Literatura Universal; Cervantes y el Quijote; Fondo y Forma de la Obra Galdosiana; Renaissance and Baroque Poetry of Spain.
El galdosista Francisco Caudet, retomando los planteamientos de Casalduero, observa ambas obras como inicio de la ruptura de Galdós con el naturalismo y el comienzo del psicologismo y el espiritualismo, o una nueva aplicación de la vieja fórmula galdosiana: "el espíritu necesita de la materia como la materia del espíritu".