galaxia

(redireccionado de galaxias)

galaxia

(Del gr. galaxias, relativo a la leche < gala, -ktos, leche.)
1. s. f. ASTRONOMÍA Conjunto de miles de millones de estrellas, polvo interestelar, gas y partículas.
2. MINERALOGÍA Greda, arcilla jabonosa que al deshacerse en el agua toma un color lechoso. galactita
3. Conjunto de personas y elementos que están en torno a una actividad. ambiente, esfera

galaxia

 
f. astron. Agrupación de estrellas, gases y polvo. Por lo general en forma elíptica o espiral.

galaxia

(ga'laksja)
sustantivo femenino
astronomía conjunto de estrellas, polvo estelar, gas y partículas concentrados en un determinado lugar del espacio El sistema solar forma parte de la galaxia.
Traducciones

galaxia

galaxy

galaxia

مجرة

galaxia

галактика

galaxia

galàxia

galaxia

galaxie

galaxia

galakse

galaxia

galaksio

galaxia

galaktika

galaxia

کهکشان

galaxia

galaksi

galaxia

galaxie

galaxia

galaxis

galaxia

galaksi

galaxia

galassia

galaxia

銀河

galaxia

은하

galaxia

galaktika

galaxia

melkwegstelsel

galaxia

galakse

galaxia

galaktyka

galaxia

galáxia

galaxia

galaxie

galaxia

galaksija

galaxia

Галаксија

galaxia

galax

galaxia

กาแล็กซี

galaxia

thiên hà

galaxia

河外星系

galaxia

SFgalaxy
Ejemplos ?
fingida parálisis aérea –remolino de batallas esplandianas– Florisando entre galaxias, libraré luminarias opacadas por bellacos mantones del ruin genio.
ELEMENTO Otro yo conocí en el firmamento donde coitan las galaxias comunales; donde nacen los arribos espirales y se brotan en florido movimiento.
¡Nada habrá de cosechar tu primavera! Ni universos ni galaxias ni cometas escondidos ni crepúsculos ni albas. Y manos seculares me tiñeron los ultrajes de sus ansias humilladas en su afán de ser trigales rasgándome su afrenta la mirada que se ahogaba ante el hallazgo inesperado: La bondad es un ruido en el silencio que los ecos transforman fantasías.
Semeja una infinita ciudad de galaxias tejida con estrellas, planetas, satélites, aerolitos, cometas y millones de creaturas más, en perpetuo movimiento.
XXIV Impávido astronauta solitario, corazón solar de mis espacios, me remonto a las galaxias infinitas donde giran los módulos modelos de la nueva humanidad y aventurando mi nave mirífica –Merlín alado– fecundo mi soledad etérea, rotación de sueños, para conmutar los arenarios astros de mi encuentro; las desérticas estrellas de mi vuelo; las tétricas atmósferas del hielo; en sacras desnudeces cosmoramas de la empírea transparencia que me ufana y me deambula sus cantares rayos en donación perpetua...
Hacía sueños que mis huellas no encontraban las veredas de mis pasos ni vertían sus impulsos en andanzas trashumantes de galaxias, porque hoy… ventana abierta, sabiendo con certeza donde existo trazando geografías sin mapas, el corazón ya no sangra en su añoranza de aromas, porque han florecido auroras en su nocturno sin notas.
jornada de misterio a las galaxias donde orbitan las verdades al acecho de quebrar los cristales cadeneros –disturbios antiandroides– para darles la pista a los ejércitos tan ciegos de su origen olvidado, maniatado por códigos castrados ante el miedo de perder las riquezas egocéntricas y los aires altaneros...
Manos llorando por distancias laboradas en muros inconclusos. Suspendida arquitectura de galaxias. Manos labradoras concluidas, ajenas a las risas de los cactus descubiertos en la búsqueda, desflorando sus angustias por los bullicios perdidos en la conversión… Manos esperanzas que se mueren por principios sin finales sucumbiendo en su forja de universos como tierra que se cava en primavera sin promesas de cultivo.
Detesto a quien se acerque a mis confianzas para ver si las vuelve sus ganancias. Odio como nunca mi locura de galaxias... y mi sed de noche inmensa.
mirando viajar estrellas y galaxias escaparse, el corazón se me amagia y encantándose presagia los momentos cabalgantes en el viento que se marcha...
pretérita pujanza de mis naves que volvían propulsando trayectorias entre voces aisladas de sirenas, desplegando velas, desanclando inercias, para cubrir de bullicios sus galaxias recobradas.
Los patrocinadores de los atrevidos navegantes del espacio se sintieron orgullosos de ser ya (habían llegado primero que la competencia…) los dueños de la luna (Marte), y próximamente, en un extremo de la ambición y triunfalismo (Somos invencibles.), del Universo y todas sus galaxias.