gaita


También se encuentra en: Sinónimos.

gaita

1. s. f. MÚSICA Instrumento musical de viento formado por una bolsa de cuero y varios tubos con agujeros y lengüetas, por uno de los cuales se sopla mientras por los otros se expulsa el aire contenido en la bolsa, y que es muy popular en Escocia, Galicia y Asturias. cornamusa
2. MÚSICA Instrumento musical de viento parecido a una flauta o chirimía.
3. ANATOMÍA coloquial Pescuezo, parte del cuerpo del animal desde la nuca hasta el tronco.
4. coloquial Cualquier situación o cosa desagradable o fastidiosa es una gaita pero tendré que hacerlo. lata, engorro
5. gaita zamorana MÚSICA Instrumento musical formado por una caja de madera alargada y cuerdas, que suenan dando vueltas a un manubrio y accionando un teclado.
6. estar alguien de gaita o de buena gaita coloquial Estar contento y de buen humor aprovecha para decírselo, que hoy está de gaita.
7. estar alguien de mala gaita coloquial Estar irritado algo le ha pasado, porque está de mala gaita.
8. templar gaitas coloquial Tener miramientos y contemplaciones para satisfacer a los demás o concertar voluntades a ver si tú templas gaitas y consigues que dejen de pelearse estos dos.

gaita

 
f. Nombre común a varios instrumentos músicos populares.
mús. gaita gallega Instrumento músico de viento formado por una especie de odre (fuelle) al cual van unidos tres tubos de boj.
fig. y fam.Cosa difícil o engorrosa.
fig. y fam.Pescuezo.
fig. y fam.Cosa fastidiosa.

gaita

('gajta)
sustantivo femenino
música instrumento de viento celta, con una bolsa de piel y tubos de madera El sonido profundo de la gaita exalta el espíritu combativo.
Traducciones

gaita

dudy

gaita

sækkepibe

gaita

säkkipilli

gaita

gajde

gaita

バグパイプ

gaita

백파이프

gaita

dudy

gaita

säckpipa

gaita

ปี่สก๊อต

gaita

gayda

gaita

kèn túi

gaita

风笛

gaita

גאיטה

gaita

A. SF
1. (Mús) → bagpipes pl
tocar la gaitato play the bagpipes
ser como una gaitato be very demanding
estar de gaitato be merry
estar hecho una gaitato be a wreck
templar gaitasto pour oil on troubled waters
gaita gallegaGalician bagpipes
2. (Mús) (= flauta) → flute; (= organillo) → hurdy-gurdy
3. (= pescuezo) → neck
sacar la gaitato stick one's neck out
4. (= dificultad) → bother, nuisance
¡qué gaita!what a pain!
déjame, que hoy no estoy para gaitasleave me alone, I don't need any hassle today
y toda esa gaitaand all that jazz
5. (Méx) (= maula) → cheat, trickster
6. (Venezuela) → folk music
B. SMF (LAm) (hum) (= gallego) → Galician; (= español) → Spaniard
Ejemplos ?
Empezada la misa, no cesaron los tiros en el portal de la Iglesia, y la gaita siguió tocando en el coro, acompañando a los cantores entre los cuales estaba mi tío que era una especialidad para echar la epístola.
Consiguió salir del primer aprieto el domingo de Pentecostés con buenas palabras y canciones de su gaita, pero, al llegar el día de San Martín, el oficial de guardia le transmitió la orden de que se presentase con la renta un día determinado o tendría que exiliarse del señorío.
La gaita del pastor en la colina lloraba las tonadas de la tierra, cargadas de dulzuras, cargadas de monótonas tristezas, y dentro del sentido caían las cadencias como doradas gotas de dulce miel que del panal fluyeran.
Era valiente y muy fuerte, aquel Jacquillou, y jamás había creído que hubiese hadas. La noche era clara, y nuestro gaitero partió con su gaita debajo del brazo.
Al viejo Dougal McCallum, el mayordomo, que había servido a Sir Robert en las duras y en las maduras, en los buenos y en los malos tiempos, en la adversidad y en la fortuna, le gustaba muchísimo la gaita, y de ahí le venía a mi abuelo su buen cartel ante el señor, porque Dougal hacía lo que quería con su amo.
Una tarde de verano, después de haber hecho danzar a la juventud de la boda al son de su gaita, Jacquillou (Jacques) el gaitero, con la cabeza un poco acalorada, apostó que iría a ver la danza de las hadas en los cuatro caminos del centro del bosque.
Subió otra vez a su salvaje nido, tornó a bajar a la vivienda humana, y ya movió la risa los músculos de acero de su cara, y sus dientes de tigre, descubiertos, dieron reflejo de marfil y nácar, y el hosco ceño despejó la frente, y se hizo dulce y mansa la dulzura feroz, brava y sañuda de aquel mirar de sus pupilas de ágata...; cortó un lentisco y horadó su tallo, pulió sus nudos y tocó la gaita, y oyó por vez primera la sierra solitaria música ingenua, balbuciente idioma que al hombre niño le nació en el alma.
Y cayendo sobre el coro como lágrimas de oro de la vida natural, ¡qué amorosas complacencias desparraman las cadencias de la gaita del zagal!
La animación de la romería decayó grandemente. Tornaron los sonidos de la gaita a flotar melancólicamente en el aire de la montaña; se reanudó el baile.
Solamente conozco dos tipos bautizados en el ámbito de la nana: Pedro Neleira, de la Villa del Grado, que llevaba la gaita colgada de un palo, y el delicioso maestro Galindo de Castilla, que no podía tener escuela porque pegaba a los muchachos sin quitarse las espuelas.
Aquélla era una melodía que mi abuelo aprendió de un brujo, quien a su vez la había oído cuando estaban adorando a Satanás en sus aquelarres, y mi abuelo la había tocado algunas veces en las ruidosas cenas del castillo de Redgauntlet, pero siempre a disgusto. Y ahora, con sólo mencionarla, sintió frío y, para excusarse, dijo que no llevaba la gaita consigo.
II Yo quisiera que tornaran a mis chozas y casetas las estirpes patriarcales de selváticos poetas, tañedores montesinos de la gaita y el rabel, que mis campos empapaban en la intensa melodía de una música primera que en los senos se fundía de silencios transparentes, más sabrosos que la miel.