gásfiter

gásfiter

s. m. Chile OFICIOS Y PROFESIONES Fontanero o plomero, persona que se encarga de las reparaciones o del mantenimiento de las conducciones de agua.
NOTA: También se escribe: gasfíter
Traducciones

gásfiter

SMF (gásfiters (pl)) (Andes, Cono Sur) → plumber
Ejemplos ?
Llaman a Don Waldo, un gásfiter muy particular, de baja estatura, enormes manos, un gran maletín con herramientas y muy religioso, quien, a pesar de sus esfuerzos, no logra solucionar el problema.
Yo me ruboricé ligeramente y disparé mi obús: -Necesito en el acto un gásfiter que vaya a componer mi cálifon que ha hecho explosión.
Contiene cinco relatos: La mujer del auto celeste, El informe, El menú de Orestes, En la trampa, y El rucio de los cuchillos El cuaderno de Víctor Hidalgo, novela La Yira, novela Te llamabas Rosicler, teatro, 1976 Un gásfiter en sociedad, teatro Los matarifes, teatro, 1977; RIL Editores, Santiago, 2013 Por sospecha, teatro, 1979; fracaso total en sus comienzos y después se impuso La última canción, teatro Casados y descasados, teatro Míster Espectáculo, teatro ¿Dónde estará la Jeannette?, teatro, 1984 Sexy boom, teatro, 1985 El rucio de los cuchillos, teatro, 1991; reestrenada por el Teatro Nacional Chileno en 2010, con dirección de Rodrigo Achondo.
Contiene 9 piezas: Te llamabas Rosicler; Un gásfiter en sociedad; Matarifes; Por sospecha; ¿Dónde estará la Jeannette?; Sexy boom; El Rucio de los cuchillos; El hombre que compraba y vendía cosas; Escucho discos de Al Jolson, mamá Narrativa completa, Alfaguara, 2010 Pedro Ivanovic, terrorista, novela, Alfaguara, Santiago, 2015 Tercer premio en el Concurso Literario Crav 1964 con Esto no es el Paraíso Primer premio en el Concurso del Ateno de San Bernardo por el cuento La mujer del auto celeste segundo premio en el Concurso de Dramaturgia Eugenio Dittborn 1984 por ¿Dónde estará la Jeannette?
Después he comprendido que todo gásfiter tiene un mismo grado de preparación, como los compositores de los campos, y que sus éxitos dependen de la casualidad.
El nuevo gásfiter agrega a su nombre la palabra Míster, llega en bicicleta, usa casquete de paño verde metido hasta las cejas y anteojos de automovilista.
La ciudad está enteramente zonificada y predeterminada para el servicio de la producción, no tienen lugar en ella los que colaboran a la vida urbana como zapateros, gásfiter, feriantes, sastres y otros, que aquí viven en Portal del Inca, ciudad satélite de unos 2.000 habitantes, con el más impactante contraste urbano y constructivo.
El vendedor da un salto, me mide con la mirada, llama en voz alta, apunta palabras incongruentes en una libreta, derriba una barra de níquel al avanzar, la apoya contra la señora en vez de dejarla en la mesa; en fin, la confusión y el pavor. En dos palabras, se me promete un gásfiter y corro a mi casa.
Era tan inútil dar vueltas a la llave Hot como a la llave Cold; el aparato daba pequeños resplandores y se extinguía, o bien no se alteraba en absoluto, como si fuera un bloque de cobre electrolítico. Entonces pregunté por un gásfiter entendido.
El amigo a quien consulté lanzó una carcajada histérica como en las novelas; pero no estaba loco como todos los que lanzan carcajadas histéricas en ellas. Me dijo enseguida que era más fácil encontrar un buen Ministro de Hacienda que un buen gásfiter.
Y, a propósito; noto que se me viene encima una atroz responsabilidad. ¿Se puede decir gásfiter? Se lo preguntaremos a don Perfecto, como dicen en una pieza de Echegaray.
Al regreso de vacaciones, el cálifon ha adoptado siempre esta actitud prescindente, que causa la desesperación de sus clientes. Desde entonces tomé yo conocimiento personal del gásfiter amaestrado o en libertad.