funeraria

funeraria

s. f. Empresa que se encarga de todo lo relacionado con un entierro.

funeraria

 
f. Empresa encargada de la conducción y entierro de difuntos.

funeraria

(funeɾaɾja)
sustantivo femenino
empresa que se dedica a encargar el entierro y demás ceremonias realizadas al morir una persona Su familia manejaba la funeraria del pueblo.
Traducciones

funeraria

intraprendere

funeraria

SFundertaker's, funeral parlor (EEUU)
director de funerariaundertaker, funeral director, mortician (EEUU)

funeraria

f funeral home, mortuary
Ejemplos ?
Como si paseara con tu sombra, paseo con la mía por una tierra que el silencio alfombra, que el ciprés apetece más sombría. Rodea mi garganta tu agonía como un hierro de horca y pruebo una bebida funeraria.
Pero en lugar de llevarlas a Chorrillos, fui a regar con ellas la fosa de Ricardo. Antes de alejarme de ella, me arrodillé y deshojé las últimas rosas blancas que me quedaban en la mano sobre su cruz funeraria.
Y no hay manera de exigirte responsabilidad alguna, porque llevas también contigo la muerte... Una voz funeraria, como si saliese de la tubería de un órgano, lejana y triste, me contestó: -Cierto...
EL CORO He aquí á tu hermano que se acerca, condenado por sufragio á muerte; y al más fiel de los hombres, á Pílades, que á su lado camina solicito como un hermano, sosteniéndole en cuerpo enfermo. ELECTRA ¡Ay de mí! Hermano, gimo viéndote al borde de la tumba y cerca de la pira funeraria. ¡Ay de mi nuevamente!
Roto el prisma falaz de las pasiones, que me presenta un mundo de placeres, y sobre pedestales de ilusiones ídolos de jazmín en las mujeres; Cuando el Edén de mágico contento, como insecto de un día vaga y zumba, se vista de color amarillento, mostrando en vez de flor, mármol de tumba; deme el Cielo en la choza solitaria del arpa de Sion la melodía, y escríbase en mi losa funeraria: «Dios Amor, y la dulce Poesía.» ¡Mas sombras sobre el mundo cada instante!
Él huye, mas se lleva su tesoro: Sobre la hermosa crin de su peceño Ondea un blanco velo orlado de oro, Fugaz como el placer de un breve sueño. Así sobre una losa funeraria Desata alguna vez nevado broche Azucena que nace solitaria, Mecida con las auras de la noche.
La voluptuosidad ha quedado impregnada de un recelo indestructible y aciago; la antorcha del inmortal deseo conserva reflejos de hoguera funeraria y por instantes parece símbolo de destrucción y de muerte.
Necesitan la poesía funeraria de las tablas, parecidas a tablas de ataúd, donde envueltos en humo mortífero yacen los fumadores de opio; necesitan el opio, necesitan dormir, porque la poesía de los pueblos es la visión del destino, y para la China no hay ya destinos; necesitan detener el tictac formidable de la máquina inútil.
Cuando asiste a una boda, al mes, divorcio. Si visita a un enfermo, que avisen a la funeraria. Si va a vivir con un pariente suyo, en una casa feliz, le acompañan la muerte y la ruina.
Usted -añadió dirigiéndose al mayordomo-, avise en la funeraria más de moda para que preparen el entierro más caro; que todos los coches de gala de la casa estén enlutados; que la servidumbre vista también los trajes de gala y se adorne con crespones negros.
Allí estaban dos edecanes de Su Excelencia, representándolo; el señor Ministro de la Guerra y el de Relaciones Exteriores; la mayor parte de los marinos que había logrado venir a tierra, oficialidad de todos los cuerpos de Lima y, en fin, muchas otras personas y comisiones de distintas sociedades… … la misa fue pontificada por el obispo de Lima señor Huerta, en la que tomaron parte en el canto de Rossini los señores Ayarza, Sormani, Delgado, Ferreti, Puente, Lorente, Molfino y Castro, cuyas voces unidas a los acordes de la orquesta llenaban el templo de una música verdaderamente funeraria.
Levantada penosamente por sus deudos continuó en el mundo de los vivos a pesar suyo. Pronto el cortejo, escoltado por todo el pueblo, que seguía la pompa funeraria, dirigióse a la sepultura.