Ejemplos ?
Estigma linear, decurrente. Exina estriada. Fruto compuesto (infrutescencia); cada fruto indehiscente en aquenio, con 1-(2) semilla(s).
Tal como sucede en todas las especies del género Ficus, el higo –una clase de fruto compuesto al que se denomina sicono– es en realidad una inflorescencia constituida por un receptáculo cóncavo cerrado sobre sí mismo, en cuyo interior hueco se dispone un complejo de cimas muy contraídas con flores unisexuales.
Carpelos (1-)2-7, libres o a veces ligeramente soldados en la base. Fruto compuesto (infrutescencia); cada fruto dehiscente en folículo, con 2-3 semillas elipsoides a globosas, tuberculadas.
Gineceo superior, (4-)6-13(-14) carpelos libres a ligeramente estipitados, ascidiados, de ápices transversalmente bilobulados, canal estilar presente, estigmas unidos por una capa común de mucílago,(4-)6-8(-14) óvulos por carpelo, anátropos, apótropos, bitégmicos, crasinucelados, biseriados en el margen ventral. Fruto compuesto de bayas estipitadas.
Pistilodios a veces presentes en las flores masculinas y 6 estaminodios a veces presentes en las flores femeninas. Fruto compuesto, cada unidad carnosa, indehiscente en baya (estipitada en Sargentodoxa) o dehiscente ventralmente, en folículo, pericarpo con un sistema de cavidades laticíferas en Decaisnea.
La siguiente clave permite la identificación de los géneros considerados válidos: Carpelos 20-90, dispuestos en espiral. Óvulo 1 por carpelo. Fruto compuesto de bayas estipitadas.
Sépalos y pétalos ausentes; estambres 20-100, tetrasporangiados, petaloides, filamentos cortos, anchos, anteras basifijas, introrsas, longitudinalmente dehiscentes, conectivo prolongado; estaminodios intrastaminales 40-80, petaloides, con glándulas en el limbo y los bordes; estambres y estaminodios soldados basalmente formando un sinandrio caduco; carpelos 13-70, sincárpicos, soldados más de la mitad de su longitud, formando una estructura aplanada apicalmente, estilos ausentes, estigmas planos, papilosos; óvulos 2-11 por carpelo, anátropos, apótropos, bitégmicos, crasinucelados; placentación sublaminar, en dos series a lo largo del lado ventral del carpelo. Fruto compuesto en baya carnosa.
Gineceo apocárpico, súpero, de (1-)2-7(-9) carpelos, estilo ausente en Circaeaster y corto, persistente y deflejo en fruto en Kingdonia, estigma oblicuo, papiloso, óvulo 1 por carpelo, ortótropo (hemianátropo en Kingdonia, péndulo, unitégmico, tenuinucelado, placentación apical a marginal subapical. Fruto compuesto de aquenios cubiertos de pelos uncinados o no.
Flores masculinas a veces con carpelodios. Fruto compuesto, cada unidad en drupa recta o aplastada y asimétrica, más o menos estipitada (rara vez sólo una desarrollada), no coalescentes, exocarpo subcoriáceo o membranoso, mesocarpo pulposo, carnoso o fibroso, endocarpo leñoso a pétreo, rugoso, tuberculado, equinado o costillado, a menudo con un entrante de la placenta denominado cóndilo.
Sorosis: es un fruto compuesto, carnoso, generalmente formado por pequeñas drupas o bayas ubicadas sobre un receptáculo convexo, común y carnoso.
Sicono: es un fruto compuesto, carnoso, con las flores unisexuales dispuestas dentro de un receptáculo acopado con un poro o apertura apical en el extremo.
Las flores son unisexuales y se disponen en inflorescencias en espigas densas. Las flores pistiladas o femeninas no presentan perianto y se fusionan entre sí para formar un fruto compuesto.