frustración


También se encuentra en: Sinónimos.

frustración

s. f. SICOLOGÍA Sentimiento de insatisfacción o de fracaso experimentado por la persona que no alcanza sus aspiraciones para él ha sido una frustración no conseguir el empleo. desengaño, decepción, frustre

frustración

 
f. Acción y efecto de frustrar o frustrarse.
psicol. Estado de tensión psicológica originado por un obstáculo entre el sujeto y un fin valorado positivamente por él.

frustración

(fɾustɾa'θjon)
sustantivo femenino
1. imposibilidad de cumplir o satisfacer una necesidad Experimentó una gran frustración al no cumplir su promesa.
2. sentimiento de tristeza y decepción por no lograr un deseo Sentía una gran frustración por no poder estar allí.
Sinónimos

frustración

sustantivo femenino
Traducciones

frustración

frustration

frustración

Frustration

frustración

frustratie

frustración

frustração

frustración

الإحباط

frustración

挫折

frustración

挫折

frustración

frustrace

frustración

frustration

frustración

תסכול

frustración

좌절

frustración

frustration

frustración

SFfrustration
Ejemplos ?
Los resultados son la frustración y un sentimiento creciente de inferioridad frente a las sociedades colonizadoras y sus Estados.
El fenómeno se explica, en parte, por la “evolución inmanente de las ideas”-ambos positivismo partieron de las mismas premisas filosóficas-, pero fundamentalmente debido al relativo paralelismo entre la situación ideológica de Europa y Latinoamérica: el fracaso de la revolución francesa y de los paradigmas ilustrados a la hora de crear una sociedad libre de miseria, opresión y despotismo, tenía su equivalente en la frustración latinoamericana de la posemancipación.
Pero ello será un rasgo distintivo de las vertientes del pensamiento liberal-positivista en la etapa siguiente, cuando los magros frutos de las transformaciones liberales obligaron a algunos a repensar el camino andado (Sarmiento, Alberdi), arrepentirse otros (el colombiano José María Samper), o en ocasiones, a resucitar el viejo y sublimado ideario pedagógico del liberalismo ante la frustración republicana o revolucionaria, como ocurrió con Eugenio María de Hostos, los discípulos de positivista comtiano Gabino Barreda en México, o Enrique José Varona en Cuba.
Y como muchas escuelas secundarias están interesadas en eliminar problemas de conducta mediante expulsiones, en lugar de solucionarlos con verdadera sensibilidad, jóvenes que mediante el trato constante de auténticos maestros interesados en su evolución intelectual y artística, hubieran encontrado los rumbos buscados, fracasan en el estudio y terminan abandonando la escuela, aparentemente despreocupados, pero en el fondo, llevando latente el problema de la frustración.
Sé bien de la profunda irritación ante el maltrato, ante la prepotencia, ante los estorbos burocráticos y sobre todo, ante la inadmisible frustración, ante la impunidad.
El cerco nos impide cualquier acción de envergadura, y nuestras repetidas denuncias del aumento de los preparativos bélicos encontraron a la Nación sumida en el fastidio y la frustración.
Mientras no centren la educación en lo realmente humano, sino en la construcción de receptáculos hábiles para propósitos puramente económicos de unos cuantos detentadores que al final terminan siendo sólo los más ricos del panteón, todo devendrá estancamiento y fracaso, además de las obvias y tremendas consecuencias: la frustración de las esperanzas jóvenes.
Hay también quienes me señalan por molestia personal; otros porque a la incertidumbre se le agrega el temor y eso hace que se sumen a la crítica de moda; otros por válido coraje; unos más porque al haber perdido oportunidades de poder canalizan su frustración contra mí (es el caso de algunos quienes sólo porque trabajaron con Luis Donaldo Colosio se dicen “colosistas”); otros porque piensan que al golpearme lastiman en realidad al sistema político, con lo cual buscan debilitar al gobierno actual.
Mensaje a la Convención de Ocaña (29 de Febrero de 1.828) Es el más dramático de los grandes escritos del Libertador. Encierra el reconocimiento de la frustración de sus sueños.
¡Cuánta es la necesidad de arrancar a la juventud de las frustración, del vicio, para que se entregue con pasión siquiera, aunque no sean nuestras ideas, a la defensa de sus ideas!
La frustración se expresa desde el intelectual al campesino, y la juventud busca tácticas de lucha que señalan su decisión de desafiar resueltamente el actual estado de cosas, aunque aquéllas no sean las más convenientes para el desarrollo orgánico del proceso revolucionario.
Tramitar solicitudes que no pueden atenderse introduce incertidumbre, crea falsas expectativas y frustración, inhibe la inversión en la actividad agropecuaria, desalentando, con ello, mayor productividad y mejores ingresos para el campesino.