Ejemplos ?
A las naciones comarcanas les vendo mucho mas caras que á vos esas mismas frioleras, y de este modo sirvo con provecho al imperio.
En un par de días terminó sin gran fatiga el asunto, y después de emplear algún dinerillo en arracadas de brillantes, gargantilla de perlas, vestidos y otras frioleras para emperejilar a su sultana, enfrenó la mula, calzose espuelas y volvió grupa camino de Yanaquihua.
¡Ay cómo trasciende su autor a la calle de Richelieu, aquella maldita donde viene a estar el Teatro francés, y al Palacio Real, y al Ambigú (y habrá quien piense que esto es cosa de comer); todo lo cual bien se deja conocer a primera vista, que es lo que hace más al caso para confundir a un Duende; por fortuna, también usted ha visto estas y otras frioleras; pero si no, con qué cara se había de poner a andarse en dimes y diretes con un periodista que ha estado en todos aquellos parajes, y de resultas se da tal maña a traducir textos franceses.
No me he atrevido a pagar el flete falso a este capitán que llora materialmente por cada día de demora, creyendo siempre salir de un día a otro; pero él me ha dicho que desde hoy sólo dos días aguardará porque es responsable de toda la carga del buque si sufre algún contraste como que ha debido salir al primer buen viento; y tendré que pagarle a un mismo tiempo estadías y falso flete: aquéllas por cada uno de los días que se ha detenido y éste porque lo despacho sin irme por mi culpa. Pierdo también las frioleras de rancho que he embarcado.