frigio

(redireccionado de frigios)

frigio, a

adj./ s. HISTORIA De Frigia, antigua región de Asia Menor.

frigio, -gia

 
adj.-s. De Frigia.
etnog. Díc. del individuo perteneciente a un pueblo de tronco ario que se estableció en Frigia en el II milenio a C procedente de Tracia.
Traducciones

frigio

frigio
Ejemplos ?
ULISES No, no. Mucho que gemiría Troya si yo huyese de este hombre solo, cuando gente infinita de frigios aguanté muchas veces con mi escudo.
ULISES Ésos, después de soportar un terrible trabajo. CÍCLOPE Mala campaña, los que por una sola mujer habéis navegado hasta la tierra de los frigios.
Tampoco los frigios con exigua sangre sintieron de qué 70 la diestra aquea era capaz...
Si no lo quisiera, parecería cobarde y apegada á la vida. Mas ¿para qué iba á vivir yo, que tuve un padre rey de todos los frigios?
EL FRIGIO ¿Por qué no? ¿Acaso no ha hecho perecer lo mismo á la Hélade que á los frigios? ORESTES Jura, porque si no te mataré, que no dices eso por agradarme.
EL FRIGIO Lo juro por mi alma, que es mi juramento más sagrado. ORESTES ¿Verdad que en Troya el hierro era el terrorde los frigios?
46 Ya la primavera, desheladas, vuelve a traer las templanzas, ya del cielo equinoccial el furor, con las agradables auras del céfiro, calla. Sean abandonados los frigios, Catulo, campos, y de la Nicea bullente el campo fértil.
La demora tarda de vuestra mente se aparte; juntas id, seguidme a la frigia casa de Cibebe, a los frigios bosques de la diosa, 20 donde de los címbalos suena la voz, donde los tímpanos rugen, donde el flautista frigio canta grave con su curvo cálamo, donde sus cabezas las Ménades con fuerza sacuden, de hiedra ornadas, donde los sacrificios santos con agudos alaridos hacen, donde acostumbraba a revolotear aquella de la diosa errante cohorte, 25 adonde a nosotras honra apresurarnos con agitados tripudios.” Una vez que esto a sus acompañantes Atis cantó, bastarda mujer, el tiaso de repente en sus lenguas trepidantes aúlla, el leve tímpano remuge, los cavos címbalos resuenan.
A los misios los regían Cromis y el augur Enomo, que no pudo librarse, a pesar de los agüeros, de la negra muerte; pues sucumbió a manos del Eácida, el de los pies ligeros, en el río donde éste mató también a otros teucros. Forcis y el deiforme Ascanio acaudillaban a los frigios, que habían llegado de la remota Ascania y anhelaban entrar en batalla.
He dejado las vías de los lidios, ricos en oro, y de los frigios; las mesetas de los persas, azotadas por el sol y los muros de Bactria y la tierra de los medos, de duro invierno he recorrido, y la Arabia feliz y toda el Asia cuanta junto al salado mar se extiende con sus ciudades bien cercadas, llenas de griegos mezclados y de bárbaros junto; y ésta es la primera ciudad griega donde llego, después que allá he bailado y he fundado mis misterios, para que los hombres me tengan por manifiesta divinidad.
festejadle con ¡evohé!, con voces y gritos frigios, cuando la sagrada flauta de buen sonido, canciones sagradas haga sonar, invitando a las posesas al monte, al monte.
Acercad la espada a su garganta, estad tranquilos, a fin de que Menelao sepa que ha encontrado hombres y no cobardes frigios, y sufra lo que tienen que sufrir los cobardes.