freudismo

freudismo

(De S. Freud, médico y sicoanalista austríaco.)
s. m. SICOLOGÍA Teoría del funcionamiento síquico normal y patológico desarrollada por Freud.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

freudismo

 
m. psicol. Conjunto de las doctrinas de Freud acerca de la vida psíquica, caracterizadas por la extensión del dominio de la psicología (clásicamente limitado a los fenómenos mentales conscientes) al terreno de lo inconsciente, constituido por un juego de fuerzas instintivas e impulsivas que pugnan por manifestarse y que lo consiguen, aunque de forma disfrazada. Freud estructura una teoría de la personalidad dividiéndola en tres grupos de funciones (ello, yo y superyó) en relación, respect., con el mundo de los instintos, la realidad y las normas morales.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
La teoría de la gravitación de Newton, la teoría de la relatividad de Einstein, la mecánica cuántica, el marxismo, el freudismo son todos programas de investigación pero no todos son "igualmente buenos", es decir, existe tanto programas científicos o progresivos (la teoría lleva al descubrimiento de hechos nuevos) y pseudocientíficos o regresivos (las teorías son fabricadas sólo para acomodar los hechos ya conocidos).
Junto al neofreudismo culturalista (Karen Horney, Abram Kardiner, etcétera), al annafreudismo, a la Escuela de Chicago (Franz Alexander), y después a la Self Psychology, más tardía, la Ego Psychology, representada por inmigrantes como Rudolph Loewenstein, Ernst Kris, Erik Erikson, David Rapapport (1911-1960), y sobre todo Heinz Hartmann, es una de las grandes líneas de pensamiento de la historia del freudismo estadounidense, y un componente principal de lo que se denomina «escuela de Nueva York», la NYPS (New York Psychoanalytic Society: Sociedad Psicoanalítica de Nueva York) que le sirvió de soporte.
De manera general, el freudismo estadounidense, en todas sus tendencias, privilegia al yo (también a veces llamado en español «ego»), el self o el individuo, en detrimento del ello, el inconsciente y el sujeto.
La psicología del yo tiene en común con todas las otras corrientes del freudismo estadounidense el hecho de que se basa en la idea de una posible integración del hombre a una sociedad, a una "comunidad", incluso, después de 1970, a una identidad sexual, a una diferencia (locura, margen), a un color, a una etnia.
Cuando esta última, debido a su pensamiento disidente, fue conminada en 1941 a renunciar a la Sociedad Psicoanalítica, Clara Thompson, así como también el Zodiac Club completo, renunció a la sociedad «oficial» psicoanalítica y fundaron la entidad independiente: la Association for the Advancement of Psychoanalysis. Pronto se sumaron a la nueva asociación otros críticos culturalistas del freudismo, tales como Margaret Mead y Abram Kardiner.
Allí conoció a las principales figuras del formalismo ruso y publicó Freudismo (1927), El método formal en los estudios literarios (1928) y Marxismo y filosofía del lenguaje (1929), aunque este último apareció bajo el nombre de su discípulo Valentín Volóshinov.
Precisamente la segunda novela, Tàntal, fue tildada de inmoral, por la crítica, por su freudismo, que chocó con el puritarismo dominante.
En "Desolation Angels" escribió "En Columbia todo lo que trataron de enseñarnos era Marx, como si me importara." (considerando el Marxismo, como el Freudismo, una tangente ilusoria).
Además, Edouard Pichon que fue el maestro de Françoise Dolto, hizo del pensamiento de Maurras, el eje de su lucha para constituir un freudismo francés.
Se nacionalizó norteamericana, convalidó sus estudios médicos y empezó a publicar creándose un notable prestigio y obteniendo elevados ingresos económicos en su consulta privada. El despegue del freudismo, que se extiende desde 1932 a 1941, en Estados Unidos.