fraterna

Búsquedas relacionadas con fraterna: fraternal
Traducciones

fraterna

SFticking-off
Ejemplos ?
Pero después de que la tierra de crimen se imbuyó indecible, y la justicia todos de su deseosa mente ahuyentaron, inundaron sus manos de fraterna sangre los hermanos, desistió a sus extinguidos padres el nacido de llorar, 400 deseó su genitor los funerales de su primogénito hijo, para, libre, de la flor apoderarse de una doncella madrastra, y la madre, sometiéndose ella, impía, a su ignorante hijo, impía, no temió mancillar los divinos penates.
En el tiempo en que por primera vez la veste a mí entregada pura fue 15 una agradable primavera cuando mi edad florida pasaba, a muchas cosas, bastante, jugué: no es la diosa desconocedora de nos, la que dulce amargura con las angustias mezcla. Pero todo mi estudio con su luto la fraterna muerte a mí me lo ha arrebatado.
Colombia siempre hidalga y fraterna, en vez de imponerse con el rigor del derecho de triunfo que le asistía, extendió noble y generosa la mano al enemigo y lo llamó hacia la concordia y armonía internacional, para celebrar un Tratado de Paz, Amistad y límites en este mismo año.
A las once de la mañana del día siguiente, Avelino, con la mosca en la oreja, por una terrible fraterna de Berándiz, que le había permitido llevar las joyas, pero no dejarlas, se presentaba en el hotel, y el portero, a su interrogación, respondía: -¿Los señores del cuarto número...?
Las circunstancias anotadas nos exigen a todos un grande y perseverante esfuerzo de clarificación en las ideas y en las conductas, de sometimiento objetivo a las insuperables condiciones materiales diferentes y de comprensión recíproca y fraterna.
Espero que en cuatro años más, plazo corto comparado con otros, podré presentarme ante ustedes, ante la faz de todo el pueblo de Chile, y decirles: juntos, chilenos, hemos construido una patria libre, justa y fraterna, para todos sus hijos.
Adelante, compañeros, tenemos que vencer, para hacer la vida más fraterna y sin odios, en nuestra propia patria, de cuidar nuestra moral, por la fuerza constructiva y revolucionaria del pueblo ¡Adelante, chilenos, venceremos una vez más, por la patria y por el pueblo!
Sin embargo, al realizar este gesto, esperan sea grato a Dios, pronto a perdonarnos cuando nos perdonamos los unos a los otros y esperan igualmente que sea apreciado por todo el mundo cristiano, pero sobre todo por el conjunto de la Iglesia católica romana y la Iglesia ortodoxa, como la expresión de una sincera voluntad común de reconciliación y como una invitación a proseguir con espíritu de confianza, de estima y de caridad mutuas, el diálogo que nos lleve con la ayuda de Dios a vivir de nuevo para el mayor bien de las almas y el advenimiento del Reino de Dios, en la plena comunión de fe, de concordia fraterna y de vida sacramental que existió entre ellas a lo largo del primer milenio de la vida de la Iglesia.
Este olvido de las ofensas y esta fraterna reconciliación de los pueblos, prescritos por la ley de Jesucristo y exigidos por la misma convivencia social, han sido recordados sin descanso, como hemos dicho, por esta Santa Sede Apostólica durante todo el curso de la guerra.
Ya en el corazón de los primitivos cristianos era tan poderosa la caridad fraterna, que con frecuencia los más ricos se despojaban de sus bienes para socorrer a los demás, hasta tal punto que entre ellos no había ningún necesitado Act.
Y así hubiera sido, pero otra artista sangre de su sangre y ella sí epopéyica, Lénica Puhyol, ha realizado el rescate de la obra fraterna que tuvo el riesgo de perderse y nos presenta hoy, estas Polifonías pasionarias, título con el cual puede sintetizarse el mundo lírico de Esther Puhyol: múltiples voces para una pasión única, la de vivir amando; amando abiertamente, amando en el silencio; amando en perspectiva; amando a distancia; amando sobre el viento, la tierra, el agua y el fuego.
Así desfalleciendo en tu sentido, como fuera de ti, por la ribera de Trápana con llanto y con gemido el caro hermano buscas, que solo era la mitad de tu alma, el cual muriendo, quedará ya sin una parte entera; y no de otra manera repitiendo vas el amado nombre, en desusada figura a todas partes revolviendo, que cerca del Erídano aquejada lloró y llamó Lampecia el nombre en vano, con la fraterna muerte lastimada...