fragoso

(redireccionado de fragosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

fragoso, a

(Del lat. fragosus, áspero, rocoso.)
1. adj. Lugar que está lleno de peñascos y maleza terreno fragoso; zona fragosa. abrupto, áspero
2. Que produce mucho ruido mantuvieron una fragosa pelea que despertó a todos los vecinos. ruidoso, estrepitoso

fragoso -sa

 
adj. Áspero, intrincado.
Ruidoso, estrepitoso.

fragoso, -sa

(fɾa'γoso, -sa)
abreviación
que tiene pendientes pronunciadas o desniveles fuertes Recorrimos una senda fragosa cuando subíamos la cuesta.
Sinónimos
Traducciones

fragoso

dense

fragoso

Fragoso

fragoso

Fragoso

fragoso

Fragoso

fragoso

Fragoso

fragoso

ADJ [terreno] → rough, uneven; [bosque] → dense, overgrown
Ejemplos ?
Este es un hecho que acontece en escala mundial y con mayor razón en un país como el nuestro, con un Gobierno que tiene tan sólo 17 meses de fragosa vida.
Así tendrán en vos perpetuamente la libertad morada, y freno la ambición, y la ley templo. Las gentes a la senda de la inmortalidad, ardua y fragosa, se animarán, citando vuestro ejemplo.
«Rayos, les dice, ya que no de Leda trémulos hijos, sed de mi fortuna término luminoso.» Y recelando de invidïosa bárbara arboleda 65 interposición, cuando de vientos no conjuración alguna, cual haciendo el villano la fragosa montaña fácil llano, atento sigue aquella 70 (aun a pesar de las tinieblas bella, aun a pesar de las estrellas clara) piedra, indigna tïara, si tradición apócrifa no miente, de animal tenebroso, cuya frente 75 carro es brillante de nocturno día: tal, diligente, el paso el joven apresura, midiendo la espesura con igual pie que el raso, 80 fijo, a despecho de la niebla fría, en el carbunclo, Norte de su aguja, o el Austro brame, o la arboleda cruja.
Tiene 130 casas, dista de Quito 90 leguas, de Guayaquil 34, de Puerto Viejo 8. La tierra es fragosa toda y cubierta de monte hasta el mismo lugar y no hay tierras llanas para sembrar.
Mucho más alto que los anchos valles, honda vivienda de la grey humana, mucho más alto que las altas torres con que los hombres a los siglos hablan; mucho más alto que la cumbre arbórea, llena de luz, de la colina plácida; mucho más alto que la alondra alegre cuando en los aires la alborada canta, mucho más alto que la línea oscura que hay de la sierra en la fragosa falda, donde empieza el imperio de las fieras y las conquistas del trabajo acaban...
El arco del camino pues torcido, 335 que habían con trabajo por la fragosa cuerda del atajo las gallardas serranas desmentido, de la cansada juventud vencido, los fuertes hombros con las cargas graves, 340 treguas hechas süaves, sueño le ofrece a quien buscó descanso el ya sañudo arroyo, ahora manso.
Es seña que nos dice sin engaño del aire las mudanzas revoltoso, la mies, la sementera, y cuándo el año concede dar el remo al mar undoso; cuándo se puede al agua echar sin daño la nave, y cuándo el pino poderoso con su sazón debida viene a tierra, cortado en la fragosa y alta sierra.
El indio sacaba de las montañas cercanas las maderas para los ejes y cureñas de los ingenios. La tierra doblada y fragosa no permitía conducirlas a lomo de bestias.
Los que cultivaban los campos de Hiria, Aulide pétrea, Esquemo, Escolo, Eteono fragosa, Tespia, Grea y la vasta Micaleso; los que moraban en Harma, Ilesio y Eritras; los que residían en Eleón, Hila, Peteón, Ocalea, Medeón, ciudad bien construida, Copas, Eutresis y Tisba, en palomas abundante; los que habitaban Coronea, Haliarto herbosa, Platea y Glisante; los que poseían la bien edificada ciudad de Hipotebas, la sacra Onquesto, delicioso bosque de Poseidón, y las ciudades de Arna en uvas abundosa, Midea, Nisa divina y Antedón fronteriza; todos éstos llegaron en cincuenta naves.
Alcino ¿Ves el furor del animoso viento embravecido en la fragosa sierra que los antiguos robles ciento a ciento, y los pinos altísimos atierra, y de tanto destrozo aún no contento, al espantoso mar mueve la guerra?
Entre las jaras, tarajes, lentiscos y durillos, en la espesura de la fragosa sierra, á la sombra de los altos pinos y copudos alcornoques, discurren valerosos jabalíes y ligeros corzos y venados; por toda la feraz campiña abundan la liebre, el conejo, la perdiz y hasta el sisón corpulento, y toda clase de palomas, desde la torcaz hasta la zurita.
Vêras' el impio vando en la fragosa, inacesible cumbre, que sube amenazando a la celeste lumbre, confiado en su osada muchedumbre.