fotografiarse

fotografiarse

(fotoγɾa'fjaɾse)
verbo pronominal
sacarse fotografías Le gustaba fotografiarse con personas famosas.
Ejemplos ?
Para los que representaban los personajes que tenían que hablar, se hicieron varias cabezas con diferentes posturas de labios, enarcamiento de cejas, etc., de manera que al fotografiarse según cierto orden dieran la ilusión de estar conversando.
La misma (ver foto) hace referencia al famoso sketch que protagonizaba junto a Javier Portales, «Álvarez y Borges», y es visitada por gran cantidad de turistas que no pueden evitar fotografiarse frente a la escultura del actor.
También se puede encontrar una figura de la Dolores a tamaño natural con la que los visitantes podrán fotografiarse, algunos trajes de la época, dos zonas dedicadas a los joteros ilustres de Calatayud y la comarca y a los poetas bilbilitanos y audiovisuales de la leyenda de la Dolores y un recorrido fotográfico por la ciudad.
Por su parte, el expresidente Ricardo Lagos utilizó el Palacio la mañana del 11 de marzo de 2000 para fotografiarse junto a su familia en los momentos previos al juramento como presidente de la República ante el Congreso Pleno, luego de éste se dirigió a la ciudad de Concepción y posteriormente al Palacio de La Moneda en Santiago.
Las 18 modelos restantes, realizan entonces la primera sesión, que decidiría a la primera eliminada. Abandonan: Catherine Corry & Vanessa Cox Anita, Risikat y Emma G son las primeras en fotografiarse.
Estos animales son muy queridos por el pueblo que las puede ver, tocar y fotografiarse con ellos en las muchas romerías que hay en las islas.
Esta especie puede ser observada y fotografiarse en estado simulado (extensión 5 Ha.) silvestre en el Jardín Botánico de Guayaquil.
Asimismo, fue provista de una especie de fotomatón rediseñado, llamado «Pix Kiosk» que concede al visitante fotografiarse, añadir un fondo interactivo para posteriormente remitir la fotografía mediante Internet a una cuenta personal digital.
En dicho capítulo, Harper, como prácticante de un diseñador de modas, está encargada de custodiar el último modelo hecho por su jefe y le pide a Alex que lo guarde en la sub estación hasta la fecha del desfile de modas ya que cree que en ese restaurante sin importancia estará a salvo del espionaje industrial y otras desgracias. Sin embargo, Alex tras fotografiarse con el vestido, lo arruina.
Tras no conseguir más papeles a causa de su trastorno del lenguaje, intentó revivir su carrera actuando en gira por teatros alemanes, y permitiendo al público femenino subir a escena y fotografiarse con su antiguo ídolo.
Una tormenta de arena impide que ésta se realice, por lo que las modelos terminan realizando una nueva sesión bajo techo y en grupos. Las primeras en fotografiarse son Anna, Letitia y Madeleine.
Producen y graban No es cuestión de Suerte, quizás el primer disco masivo de Rescate en toda América. Atrevidos, se meten en un casino a fotografiarse, desafiando nuevamente la crítica religiosa, pero salen airosos.