Ejemplos ?
En la década de 1980 comenzó a escribir esbozos para un guion sobre la relación entre el monarca y su fonoaudiólogo, pero a petición de la viuda del rey, Isabel Bowes-Lyon, abandonó el trabajo hasta después de que ella falleciera.
Si bien ya había perdido la esperanza de curarse, su esposa Isabel (Helena Bonham Carter) lo convence para que vaya a ver a Lionel Logue (Geoffrey Rush), un fonoaudiólogo australiano que vive en Londres.
a historia clínica es un documento médico-legal que surge del contacto entre el profesional de la salud (médico,fonoaudiólogo, fisioterapeuta, nutriólogo, odontólogo, psicólogo, asistente social, enfermero, kinesiólogo, podólogo) y el paciente donde se recoge la información necesaria para la correcta atención de los pacientes.
El rey y Logue permanecen solos en la sala con el micrófono; Jorge VI da su discurso correctamente, como si estuviera solamente con su fonoaudiólogo, quien lo guía en silencio.
En algunas cartas puede verse la etiqueta con la que Logue se dirigía a su paciente, a quien siempre se refería como «su alteza real», mientras que el rey llamaba a su fonoaudiólogo «querido Logue».
La actriz se cortó el cabello en el primer capítulo y fuera de pantalla trabajó con un fonoaudiólogo para llegar al tono grave de Florencio, no era tarea fácil, púes no interpretaba a un hombre, sino a una mujer que fingía serlo, pero a la vez debía ser creíble para el resto.
En Reino Unido, al igual que en el resto de países anglohablantes (países anglosajones), se emplea el término terapeuta del habla y del lenguaje. En América Latina se utiliza el término fonoaudiólogo (engloba dos profesiones: por un lado, logopedia y, por otro, audiología).
Cada uno de esos trastornos debe ser correctamente atendido por el especialista que corresponda: estimulador temprano, psicomotricistas, neuropsicólogo, terapeuta físico, fonoaudiólogo, psicólogo, psicopedagogo, musicoterapeuta, etc.
A pesar de tener 90 años y haber permanecido mucho tiempo en Argentina, conservaba su acento italiano. Don Cosme: un italiano de voz ronca, papel que abandonó pronto por consejo de su fonoaudiólogo.
Convencido de que su tartamudez persistía, el duque abandona el consultorio enojado y afirmando que su condición es «desesperada»; el fonoaudiólogo le ofrece su grabación como recuerdo.
Su investigación le permitió saber que el fonoaudiólogo recomendaba ejercicios de respiración y lo combinaba con asesoramiento psicológico para encontrar las causas subyacentes del trastorno.
Pertenece a los géneros dramático e histórico. La trama gira en torno a Jorge VI quien, para vencer la tartamudez, acude al fonoaudiólogo australiano Lionel Logue.