fogaje

(redireccionado de fogajes)

fogaje

s. m. HISTORIA Tributo que pagaban los habitantes de casas.

fogaje

 
m. Cierto tributo que pagaban los hogares y familias.
Bochorno, calor.
sociol. Método de estimación de la población, basado en el número de fuegos o casas existentes en épocas de las que no se poseen censos exactos.
Traducciones

fogaje

SM
1. (Méx, Venezuela) (= fiebre) → fever, high temperature; (= sarpullido) → heat rash; (= rubor) → flush, blush (fig) → fluster
2. (Colombia, Venezuela) (= bochorno) → sultry weather
3. (Andes) (= fuego) → fire, blaze

fogaje

m. hot flash.

fogaje

m (Carib, fam) hot flash, flush
Ejemplos ?
Con el látex lechoso de la planta, se hacen "buches" para curar los fogajes o se aplican unas gotas de este látex sobre los granos, las úlceras, la erisipela, el mal de los ojos y las verrugas.
El 1321, los canónigos de San Vicente de Roda renunciaron a sus derechos sobre el castillo a favor del obispado de Lérida, desde entonces los fogajes citan el sitio de Castellón como señorío eclesiástico de la catedral de Lérida.
Entre las primeras fechas y esta última, los fogajes aparecen así: Anadón, con 42 y 32 fuegos respectivamente, Blesa, con 123 y 87, Cortes, con 34 y 35, Huesa, con 181 y 159, Josa, con 24 y 23, Maicas, con 20 y 14, Muniesa, con 190 y 128, Plou con 19 y 37, con 10 y 9, y Segura con 50 y 47.
Un censo de tributación y fogajes de los años 1542 y 1547 nos da la siguiente situación de los pueblos del lugar: Huesa abonaba 3.498 sueldos y tenía 159 fuegos.
Fue publicada en el DOGC el 22 de enero de 1993. 1497-1553: fogajes; 1717-1981: población de hecho; 1990-: población de derecho Al principio del siglo XX la población disminuyó.
En el fogaje de 1365-1370 contaba con 20 «fochs reyals», 2 «aloers esparces» y 3 «fochs desgleya»; en el de 1381, 8 fogajes reales y 2 de iglesia.
Entre ellos se mencionan a varios tipos de granos: granos de niños, granos en la cabeza y granos de gonorrea; así como en verrugas, mezquinos, infecciones cutáneas, sarna, alforra, erisipela,”fogajes”, nacidos y edemas.
Tres reyes pudieron tenerlo bajo su protección: Pedro IV, Juan I el cazador y Martín I 1410 el Santo Corporal es trasladado al Monasterio de Nuestra Señora la Real de Piedra, de la Orden del Císter, no lejos de Cimballa, para su veneración y custodia. 1430 En las Cortes de Tarazona se anotan 10 fogajes, o casas, en Cimballa.
Sobre la base de dichos datos, en las citas eventuales que se localizan en varios documentos anteriores de lugares y casas del Rialb, como de los molinos, que en algún tiempo habían sido más de cinco; según las capillas románicas, que siempre solían emplazarse cerca de un manso y estudiando la misma arqueología de la construcción, se puede apuntar que antes de la época de los fogajes y de las epidemias de la segunda mitad del siglo XIV, este territorio estaba tan habitado como lo fue a finales del siglo XVIII, y se contaban unas 60 casas y unas 11 familias más de Gualter.
La organización del cobro de los fogajes y de la confección de las fogueraciones quedó en manos de las Cortes y pronto de la Diputación del General.
El nombre del pueblo se debe al patronazgo de Santa Coloma de su parroquia, y de su pertenencia a la Cuadra de Erdo, origen común de este pueblo y del vecino de Erdo. En 1381, Santa Coloma de Erdo aparece en los fogajes con 3 fuegos (unos 15 habitantes).
Según las Cortes de Tarazona de 1495, hacen parte de un fuego "todas aquellas personas que habitan una casa y toman la despensa de un superior o pater familias". Se ha conservado documentación de varios fogajes hechos en el Reino de Aragón.