florido

(redireccionado de floridos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con floridos: Florida

florido, a

1. adj. Que tiene muchas flores el jardín está por completo florido. floreado
2. Se aplica al lenguaje o al estilo que está muy adornado con figuras retóricas. floreado, recargado
3. Que es muy selecto o escogido se codea con el personal más florido de la ciudad.

florido, -da

 
adj. Que tiene flores.
fig.Díc. de lo más escogido de alguna cosa.
fig.Díc. del lenguaje o estilo plagado de galas retóricas.

florido, -da

(flo'ɾiðo, -ða)
abreviación
1. que tiene flores un jardín florido
2. que es lo más selecto de su especie o clase En el ateneo se reúnen los talentos más floridos de las letras nacionales.
3. que tiene muchos adornos o figuras El director dio un discurso demasiado florido en el acto.
Traducciones

florido

florido

florido

blomstrende

florido

ADJ
1. [campo, jardín] → full of flowers; [árbol, planta] → in blossom, in flower
2. (= selecto) → choice, select
lo más florido del arte contemporáneothe pick of contemporary art
lo más florido de la sociedadthe cream of society
3. [estilo] → flowery, florid
Ejemplos ?
El soplo de la revolución no agita únicamente las copas de los robles; pasa por los floridos cármenes y sacude las blancas azucenas y las tiernas violetas.
1 Del collado heliconio oh cultivador, de Urania el vástago, que arrebatas a la tierna virgen hasta su hombre, oh Himeneo Himen, oh Himen Himeneo, 5 ciñe tus sienes de flores de la suave oliente mejorana, el flámeo coge alegre: aquí, aquí ven, en tu níveo pie llevando lúteo el zueco, 10 y, despertando en este risueño día, las nupciales canciones entonando con voz tintinante, golpea la tierra con los pies, con la mano agita la pínea tea, 15 puesto que Junia con Manlio, cual la que el Idalio honrando vino al frigio juez, Venus, buena ella, con buena ave, se casa la virgen, 20 radiante como con sus floridos ramilletes el mirto asiano, los que las Hamadríades diosas por juego para sí nutren con rorante humor.
Rosario murmuraba sus perfiles arduos de María y su Gutiérrez de floridos campos tropicales renacía entre su floresta Eskildsen pregonante de sus blancos mares.
Con sus plantíos nació el soneto diamantino alado que se escucha en todos sus rincones, hacia las cordilleras y junto a su Río, que como otros manojos floridos y de verdura primaveral, hacen la síntesis de intensas emociones, cautivando siempre la realidad telúrica y espiritual piñasiense, muy característica de este bello girón órense.
Llegó a él, embriagando sus sentidos el blando soplo de la fresca brisa, y en ella los perfumes recogidos al tocar, entre ramas olorosas, blancas acacias y encendidas rosas en los vergeles por abril floridos.
Mis deseos igualmente que por divina te admiten, como a deidad te veneran y como a deidad te piden, así, pues, el tiempo nunca en ti con mudanza triste las rosas aje del rostro ni del cuello los jazmines; a la primavera hermosa que en tus mejillas asiste, en siempre floridos mayos goce perpetuos abriles; que admitas unos deseos, que una voluntad estimes, como atrevida en quererte, acordada en elegirte.
¿No tiene su alma en su cuerpo la viuda? ¿Tan desvalido anda un mongil en la corte, que falte en años floridos quien se oponga a su baluarte?
Trastornos, persecuciones, desventuras, injusticias, en sus más floridos años lo arrancaron de Sevilla, abandonando riquezas, honores, nombre y familia, y dejándose allí el alma en el pecho de Jacinta.
Bellavista, que se asienta entre el bullicioso ferrocarril, y el callado cementerio; La Magdalena, oculto como un nido en la fronda de los vergeles; Matalechuza, la de los exóticos huertos; Miraflores, con sus alamedas de pinos y sus orientales palmeras; El Barranco, trozo del Edén, suspendido a pico sobre las rocas del océano; Borja, Piedraliza, Bocanegra y otros. Así enumeraban en una velada, esos parajes floridos, asilo de solaz en los calurosos días del verano.
Carlos comenzó, en efecto, la de abogado, y ayudándose con el producto de una galana pluma que escribía primores, empezó en plena adolescencia a subir los floridos escalones de un brillantísimo porvenir.
Una encantada Stambul surge de tu guardapelo, y llevan su desconsuelo hacia vagos ostracismos, floridos sonambulismos y adioses de terciopelo.
n las primeras horas de una noche de diciembre, a su paso por Barracas al norte, lindo arrabal de Buenos Aires, un tramway se detuvo para desembarcar numerosos pasajeros ante la verja de una quinta cuyos jardines, iluminados, anunciaban una fiesta. Los recién llegados se esparcieron platicando con ruidosa alegría por las avenidas de floridos arbustos que conducían a la casa.