florero


También se encuentra en: Sinónimos.

florero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que vende flores el florero preparó un ramo precioso. florista
2. s. m. Recipiente en el que se ponen flores con fines decorativos pon los tulipanes en el florero de cristal. jarrón
3. Tiesto o maceta con flores tiene geranios en los floreros de la terraza.
4. PINTURA Cuadro en el que sólo se representan flores.
5. adj./ s. Que suele utilizar expresiones superfluas.

florero, -ra

 
adj.-s. Díc. del que usa de palabras chistosas o lisonjeras.
m. f. Florista.
m. Vaso para flores.
Maceta con flores.
Lugar para guardar flores.
pint. Cuadro en que solo se representan flores.

florero

(flo'ɾeɾo)
sustantivo masculino
recipiente más alto que ancho para poner flores florero de cerámica
Sinónimos

florero

sustantivo masculino
Traducciones

florero

vase

florero

váza

florero

vase

florero

maljakko

florero

vase

florero

vaza

florero

花瓶

florero

꽃병

florero

vaas

florero

vase

florero

waza

florero

jarra, vaso

florero

ваза

florero

vas

florero

แจกัน

florero

vazo

florero

bình

florero

花瓶

florero

花瓶

florero

אגרטל

florero

/a
A. SM/F
1. (= florista) (en tienda, puesto) → florist; (en la calle) → (street) flower-seller
2. (= halagador) → flatterer
B. SM
1. (= recipiente) → vase
estar de floreroto be just for show o decoration
2. (Arte) (= cuadro) → flower painting
Ejemplos ?
Una de las piezas más características fue el florero de dedos, siendo también muy apreciados los otros floreros de peces y árboles cuyos ejemplares supervivientes se encuentran en colecciones particulares de Galicia y en los museos de La Coruña, Lugo y Pontevedra.
Entre sus ancestros familiares se destacan el ex presidente Miguel Abadía Méndez, el compositor Pedro Morales Pino, y los próceres de la Independencia colombiana Antonio y Francisco Morales, conocidos por los hechos históricos del El Florero de Llorente.
Quince minutos después fueron liberados algunos rehenes, trasladados a la Casa del Florero para su identificación, a excepción de los heridos que fueron llevados a clínicas y hospitales.
Varios críticos han dicho que, según algunas declaraciones de dos ex policías de la época, los empleados fueron llevados a la Casa del Florero (edificio histórico aledaño al Palacio de Justicia, que sirvió temporalmente como base militar) y más tarde trasladados al Cantón Norte (conjunto de edificios públicos militares ubicado al norte de Bogotá), para allí ser interrogados, torturados y asesinados.
Un presunto testigo, ex agente de inteligencia, llamado Ricardo Gámez dijo que días antes de la toma del Palacio de Justicia, todo el personal de Inteligencia fue acuartelado bajo la advertencia de que algo iba a ocurrir y ya se había montado un comando operativo en la Casa del Florero.
Fueron ubicados en las terrazas de algunos edificios vecinos, como la Catedral Primada, el Palacio Liévano de la Alcaldía de Bogotá y la Casa del Florero, con la intención de recuperar el Palacio.
Media hora después, algunos rehenes escondidos en las oficinas eran rescatados por el Ejército hasta el primer piso. Ellos y dos empleadas del aseo, rescatadas de la azotea por los bomberos, fueron llevados a la Casa del Florero.
A la 01:30 PM (UTC-5) del 7 de noviembre y a los empleados Carlos Augusto Rodríguez, administrador de la cafetería del Palacio, y Cristina del Pilar Guarín, cajera de la cafetería, son captados por un vídeo con vida. Al parecer, los dos fueron llevados a la Casa del Florero, a pocos metros del lugar, pero nunca más se supo de ellos.
A las 5:30 AM (UTC-5) horas antes de la toma, él y varios agentes de inteligencia fueron ubicados en la carrera séptima cerca del Parque Santander, a la espera de lo que podría pasar. Dijo además que la operación estaba siendo coordinada desde la Casa del Florero, a pocos metros del Palacio de Justicia.
Tras la retoma por parte de miembros del Ejército Nacional y la Policía Nacional, Franco logró salir viva del edificio del Palacio de Justicia junto a la también guerrillera Clara Helena Enciso camuflándose entre rehenes liberados y fueron conducidas a la Casa del Florero, donde el Ejército identificaba a rehenes y coordinaba operaciones de retoma.
En los despachos y salones se conserva una notable colección de pinturas, algunas son depósito del Museo del Prado; entre ellas destacan un Florero de Benito Espinós o la Romería de San Ignacio, obra de Inocencio Medina Vera.
Y sin esperar a que nadie le contestara, comenzó a batir con la yema de los dedos y los nudillos, alternativamente, el fondo de un tambor que en forma de florero soportaba bajo el sobaco.