florentino

(redireccionado de florentinos)

florentino, a

1. adj. De Florencia, ciudad de Italia.
2. s. Persona natural de esta ciudad.
NOTA: También se escribe: florentín

florentino, -na

 
adj.-s. De Florencia.
Traducciones

florentino

Florentiner

florentino

fiorentino

florentino

/a
A. ADJFlorentine
B. SM/FFlorentine
Ejemplos ?
Su breve pontificado, de tan sólo veintisiete días, y que le valió que los florentinos le apodasen Papa Lampo (Papa relámpago), se caracterizó por la gran defensa de la independencia eclesiástica respecto a Francia y la lucha contra el nepotismo.
Pohl:14 Giorgio había donado a la ciudad en 1450 su importante colección de libros y por la misma época había abierto una escuela para los hijos de los aristócratas florentinos en su convento de San Marcos.
Esta pasión «excesiva» por la filosofía sería criticada más tarde por el personaje de Beatriz en el Purgatorio, el segundo libro de la Divina comedia. Dante, como muchos florentinos de aquellos días, estuvo involucrado en el conflicto de los güelfos y gibelinos.
Miguel Ángel no había realizado todavía ninguna obra importante en su ciudad natal, por lo que tomó una postura agresiva para que le encargasen a él la escultura del David, lo que generó tensiones con el resto de los escultores florentinos.
Allí pinta el fresco en un estilo género pastoral, muy infrecuente para los pintores florentinos; su tema era el mito clásico de Vertumnus y Pomona en una luneta.
Giovanni Angelo Medici, perteneciente a una rama secundaria de los Médicis florentinos, conocido por eso como el Medichino, tras acceder a la diginidad papal se esforzó desde el principio en paliar los desastrosos efectos de la estrategia de enfrentamiento de su predecesor Paulo IV.
Las arcas más elegantes de toda ésta época se conocen como arcas de novia o cofres nupciales porque solían enviarse por el esposo a su prometida en la víspera de la boda. De estos muebles, son famosos por sus figuras en relieve y sus incrustaciones los venecianos y florentinos del siglo XVI.
En las Exequias de santa Fina dispone en la escena una serie de retratos muy humanizados y verosímiles, que fueron su característica más apreciada por los ricos mecenas florentinos, sus posteriores comitentes.
Fue escrita alrededor de 1597, bajo la gran inspiración de un círculo elitista de literatos humanistas florentinos, conocidos como la "Camerata de' Bardi" o "Camerata Florentina".
Las ideas y formas escultóricas del Renacimiento italiano penetraron en España con los artistas florentinos que fueron a trabajar a la corte española durante el siglo XV, y siguieron extendiéndose con la obra de artistas de varias nacionalidades y de algunos españoles que aprendieron en Italia desde los últimos años de dicho siglo.
Eugenio, disfrazado de monje, escapó por el Tíber hacia Ostia, desde donde los amigables florentinos le llevaron a su ciudad y le recibieron con una ovación.
La capilla celebrara a la santa local, una parapléjica muerta en el año 1253, a cuya creación fueron llamados algunos artistas florentinos de renombre, como Giuliano da Maiano para la parte arquitectónica, su hermano Benedetto para la escultórica y Ghirlandaio para la decoración pictórica de los dos lunetones laterales con historias de la santa.