flema


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con flema: esputo

flema

(Del lat. phlegma, -atis, mucosidad < gr. phlegma < phlego, inflamar.)
1. s. f. FISIOLOGÍA Mucosidad desprendida de las vías respiratorias que se expulsa por la boca. esputo
2. Lentitud en la manera de actuar o tranquilidad ante las cosas trabaja con una flema que me pone muy nervioso. calma, pachorra
3. QUÍMICA Producto acuoso obtenido por destilación de sustancias orgánicas.
4. MEDICINA Uno de los cuatro humores que se distinguían antiguamente en el cuerpo humano.
5. Aguardiente obtenido de la destilación del orujo de uva.
6. gastar flema coloquial 1. Actuar con lentitud: mira que gasta flema arreglándose.2. No alterarse con facilidad: ve al niño a punto de caerse y no se levanta, ¡gasta una flema!
NOTA: También se escribe: flegma

flema

 
f. Uno de los cuatro humores del cuerpo, según la medicina antigua.
fig.Temperamento impasible, lentitud, pachorra.
Mucosidad pegajosa que se arroja por la boca, procedente de las vías respiratorias.

flema

('flema)
sustantivo femenino
1. mucosidad de las vías respiratorias que se expele por la boca Los expectorantes ayudan a arrojar la flema.
2. temperamento de una persona que es apática o calma en exceso la tradicional flema británica
Traducciones

flema

catarro

flema

بلغم

flema

flema

flema

SLIM

flema

phlegm

flema

slem

flema

เสมหะ

flema

SF
1. (Med) → phlegm
2. (= impasibilidad) → phlegm

flema

f. phlegm.
1. thick mucus;
2. one of the four humors of the body.

flema

f (frec. pl) phlegm, mucus
Ejemplos ?
vaya, figúrese usted si será varapalo que se pueda bizmar con la flema de usted, cuando no sólo está en letra de molde, sino en letra bastardilla.
Carbajal se desciñó con toda flema la vaina de la espada (pues la hoja la había entregado a Pedro Valdivia al rendírsele prisionero), y alargándola al mercader le dijo: -Pues, hermanito, tome a cuenta esta vaina, y no me vengan con más cobranzas: que yo no recuerdo en mi ánima tener otra deuda que cinco maravedises a una bruja bodegonera de Sevilla, y si no se los pagué fue porque cristianaba el vino y me expuso a un ataque de cólicos y cámaras.
Fulano Landázuri, el litigante cócora, no le quedaba otro camino que el de recurrir al Consejo de Indias, y eso era gastadero de muchísima plata, tiempo y flema, se conformó con lo decidido por la Audiencia, satisfizo treinta reales vellón por costas, y (como ustedes lo oyen) sin más reconcomios, derechito, derechito, se fue...
¿No es eso? ¿Qué dice usted?" Y al verse el hombre acosado, me dice con mucha flema que se lo dirá a la tía... y que esa es la su sistema..., "que ya vería..., que ya vería..."
El marido, la matrona y las vecinas calificaron de brujo a ño Cabrera, y hoy mismo no hay quien le apee el mote de Chirote el brujo, a lo cual contesta él con mucha flema: -Merecido lo tengo.
El diablo se les ha metido en el cuerpo: no puede ser por menos -pensaba para sí la infeliz, que no iba descaminada en la presunción, y acercándose al Uñas largas lo tomó del poncho, diciéndole: -Pero, señor, vea usted que se matan... -¿Y a mí qué me cuentas? -contestó con gran flema el Tiñoso-. Yo no soy de esta parroquia...
Fulano de Tal, de Tal y de Tal. Y vomitó hasta una docena de apellidos. A lo que el fraile contestó con mucha flema: -Pues Sr. D.
No me tocó ni me jodió nunca, ni una sola vez me arremangó: se levantaba del sillón con tanta flema como pasión había demostrado, tomaba su bastón y se marchaba diciendo que yo se la meneaba muy bien y que había comprendido perfectamente sus gustos.
Lope de Aguirre se alzó del suelo, llamó al ver- dugo, y le dijo con mucha flema:— Ahora mismo, ahórcame á este fraile marrullero.
Tiremos un peso al aire para ver quién gana la mano de la marquesita. — Convenido, general— contestó Sandes con la genial flema irlandesa.
Pero nuestros cuatro atletas, curtidos por todos sus excesos, se entregaron a éstos con su flema acostumbrada, y las cuatro cagadas fueron tragadas sin que se vertiese por ninguna parte ni una sola gota de semen.
Hablaban con un tono discutidor y gritón, como si estuvieran engolfados en algún asunto importante, en lugar de la acostumbrada flema y soñolienta tranquilidad de antaño.