flautista

flautista

s. m. y f. MÚSICA Persona que toca la flauta se presentó a un concurso para flautista de la orquesta municipal. flauta

flautista

 
com. mús. Persona que toca la flauta.

flautista

(flaw'tista)
sustantivo
música persona que toca la flauta el flautista de la orquesta
Traducciones

flautista

piper, flutist

flautista

flûtiste

flautista

Fløjtenist

flautista

フルート奏者

flautista

SMFflautist, flute player, flutist (EEUU)
el flautista de Hamelinthe Pied Piper of Hamelin
Ejemplos ?
Yo me largo, para evitar nuevos golpes. FILOCLEÓN: (Entrando con una tea encendida en la mano y acompañado de una flautista desnuda.) Dejadme: marchaos.
"Pues unos comediantes, dijo, había comprado, pero preferí que una Atelana hicieran, y al flautista mío le ordené en latín cantar".
Que me lleven adonde está Agatón. Unos cuantos de sus amigos y la flautista le cogieron bajo los brazos y le llevaron hasta la puerta de nuestra sala.
Si lo niegas traeré testigos. ¿No eres también un flautista y mucho más admirable que Marsyas? Él encantaba a los hombres con la potencia de los sonidos que su boca arrancaba a los instrumentos, que es lo que todavía hacen hoy quienes ejecutan los aires de este sátiro; en efecto, los que tocaba Olimpo pretendo que son de Marsyas, su maestro.
Su música es como una flecha que fluye flamante desde su flautín. Sólo le flagela que no pueda tocar algo flamenco, porque la floresta no es flautista de Flandes ni de Hamelin.
Lo malo es que hacia allá van directo nuestros alumnos como ratones del flautista de Hammelin, sin darse cuenta, nadie se los ha hecho notar, que su destino es un sui-géneris matadero: obedecer las órdenes del consumismo irracional.
¡Y habéis regado con vuestra sangre Grecia y Asia sólo para enriquecer a arquitectos, pintores, estatuarios e histriones! ¡Los despojos de Cartago son el botín de un flautista!
Pero gracias a su carácter divino, sea un hábil artista o una mala flautista quien los ejecute, tienen la virtud de arrebatarnos a nosotros mismos y de hacernos conocer a los que tienen necesidad de las iniciaciones y de los dioses; la única diferencia que hay en este asunto entre Marsyas y tú, Sócrates, es que sin necesidad de instrumentos, con simples discursos, haces lo mismo que él.
Si gana un flautista el pleito, en pago de la sentencia se pone delante de la boca la correa, y nos toca al salir el tribunal una marcha primorosa.
(Se pone a cantar acompañada del flautista.) Quien quiera placer que se venga conmigo; las jovencitas carecen de experiencia y es cosa de mujeres maduras.
Sócrates .- ¿Podrías decirme qué profesiones son las que producen este efecto?, o, mejor aún, si lo prefieres, te interrogaré, y a medida que te parezca que una profesión es de esta clase dirás sí, y si te parece que no, dirás que no. Comencemos por la profesión de flautista.
Entonces un caballo prodigioso que el rey Midas había mandado antier, lo condujo a Hamelin, el ratoso y flautista se tuvo que volver.