flaqueza

(redireccionado de flaquezas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con flaquezas: debilidad

flaqueza

1. s. f. Falta de ánimo y fuerzas le ayudaron a llegar a casa, al ver la flaqueza del anciano. debilidad
2. Cualidad de delgado. delgadez
3. Punto débil, vicio o afición muy marcados su hija pequeña es su flaqueza; siempre perdonaba las flaquezas ajenas. flaco, debilidad

flaqueza

 
f. Calidad de flaco, esp. en sentido moral.
Acción defectuosa cometida por debilidad.

flaqueza

(fla'keθa)
sustantivo femenino
1. estado de quien es débil en sentido moral tener flaqueza de ánimo
2. falta de fuerza o resistencia Su flaqueza lo hizo caer de rodillas al suelo.
3. aspecto débil o dominado de la personalidad Hay que superar las propias flaquezas.
Sinónimos

flaqueza

Traducciones

flaqueza

frailty

flaqueza

Schwäche

flaqueza

faiblesse

flaqueza

fraqueza

flaqueza

ضعف

flaqueza

слабост

flaqueza

弱点

flaqueza

弱點

flaqueza

slabost

flaqueza

svaghed

flaqueza

heikkous

flaqueza

חולשה

flaqueza

弱点

flaqueza

약점

flaqueza

svaghet

flaqueza

SF
1. (= delgadez) → thinness, leanness; (= debilidad) → feebleness, frailty
la flaqueza de su memoriahis poor memory
la flaqueza humanahuman frailty
2. una flaqueza (= defecto) → a failing; (= punto flaco) → a weakness
las flaquezas de la carnethe weaknesses of the flesh
Ejemplos ?
Llegó a ver en el pobre, en el protegido, una abstracción, una idea fría, pasiva; y así, cuando algún desgraciado a quien tenía que amparar mostraba que era hombre con flaquezas como todos, doña Indalecia se sublevaba.
Todos poseemos alma de rey, puesto que los reyes, olvidando tanto sus fuerzas como las flaquezas de los demás, se arrebatan, tórnanse crueles, como si realmente hubiesen recibido una injuria, siendo la realidad que su grandeza les guarda de cualquier peligro con la mayor seguridad.
No le oculté nada, ninguna de mis flaquezas; aludí a las románticas circunstancias de nuestro primer encuentro, y hasta a las miradas que se cruzaron entre nosotros.
o os espantéis, señora Notomía, Que me atreva este día, Con exprimida voz convaleciente, A cantar vuestras partes a la gente: Que de hombres es en casos importantes El caer en flaquezas semejantes.
Yo les pido a ustedes que comprendan que soy tan sólo un hombre, con todas las flaquezas y debilidades que tiene un hombre, y si pude soportar -porque cumplía una tarea- la derrota de ayer, hoy sin soberbia y sin espíritu de venganza, acepto este triunfo que nada tiene de personal, y que se lo debo a la unidad de los partidos populares, a las fuerzas sociales que han estado junto a nosotros.
Alentado por su franqueza en el delicado asunto de la edad, me extendí en los pormenores de mis defectos, e hice plena confesión de mis flaquezas morales y físicas.
1 Nosotros, los fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no buscar nuestro propio agrado. 2 Que cada uno de nosotros trate de agradar a su prójimo para el bien, buscando su edificación; 3 pues tampoco Cristo buscó su propio agrado, antes bien, como dice la Escritura: Los ultrajes de los que te ultrajaron cayeron sobre mi.
De la impiedad de Porfirio, que sobrepujó aún el error de Apuleyo ¿Cuánto más tolerable y humano fue el error de Apuleyo, platónico como tú, quien situando a los demonios solamente en lugar inferior a la luna, aunque honrándolos, sin embargo, voluntaria o, forzosamente, confesó, que padecían las flaquezas de las pasiones y perturbaciones del ánimo...
Lo que usted debe hacer es lo que hago yo: no tomar las mujeres al peso; de este modo, y pensando siempre en mis propias flaquezas, me baño en el Sardinero sin ver las de los demás.
3 Y conozco tal hombre, (si en el cuerpo, ó fuera del cuerpo, no lo sé: Dios lo sabe,) 4 Que fué arrebatado al paraíso, donde oyó palabras secretas que el hombre no puede decir. 5 De este tal me gloriaré, mas de mí mismo nada me gloriaré, sino en mis flaquezas.
Pero le sobraba una cosa: la discreción absoluta de su gente; los criados, según antigua costumbre, por disciplinaria tradición, miraban en el duque al ser superior, feliz y sin flaquezas, por decreto divino, por privilegio de la sangre y la grandeza; suponer al amo necesitado de consuelo, de ayuda, pidiendo y solicitando, con la mirada a lo menos, amparo, calor del corazón, era absurdo, una irreverencia.
Se paraba a veces y se hacía la vista gorda. Ella procuraba cumplir lo mejor que podía; la familia le toleraba sus flaquezas naturales, su horror a lo empinado.