Ejemplos ?
El labio leporino se origina por fusión incompleta de los procesos maxilar y nasomedial del embrión y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes (aproximadamente, constituye el 15% de las malformaciones congénitas). Se presenta, frecuentemente, acompañado de paladar hendido o fisura palatina.
Joanna Jepson, religiosa británica que sufrió una deformidad de mandíbula congénita ella misma (no de labio leporino o el paladar hendido como a veces se dice), ha comenzado la demanda judicial para detener la práctica en el Reino Unido (aunque en el Reino Unido, tal aborto no fuera permitido conforme a la Ley de Aborto de 1967, porque el labio leporino y el paladar hendido no son considerados una deficiencia seria). En Chile existe la Fundación Ganttz, que trata a los niños nacidos con labio leporino y fisura palatina.
Sin embargo, las combinaciones de métodos quirúrgicos y cirugías repetidas a menudo son necesarias cuando el niño crece. Una de las innovaciones en la reparación de labio leporino y de fisura palatina es el dispositivo Latham.
El obturador es una prótesis hecha para encajar en el paladar y cubrir el hueco. La fisura palatina también puede ser corregida por cirugía, por lo general realizada entre los 6 y 12 meses de edad.
La hendidura incompleta da al cirujano más tejido para trabajar y así crear un labio superior que parezca más flexible y natural. A menudo una fisura palatina es temporalmente cerrada usando un obturador palatal.
Acalacia esofájica Atresia duodenal Deformaciones encefálicas Divertículo de Meckel Espina bífida Estenosis esofágica Fisura palatina Labio leporino Mielomeningocele Quiste broncogénico Quiste del colédoco Síndrome de la Sirena Testículo ectópico Síndrome de Fercho Enfermedad congénita Medicina genómica Mutación cromosomica Tritanomalía
Por lo general, la nariz está formada con un puente nasal deprimido y ancho y epicantal, con la boca con una fisura palatina, paladar altamente arqueado, anormalidades dentales, y labios evertidos, arrugados y gruesos.
Algunos especialistas han atribuido esta enfermedad a una compresión intrauterina prolongada, pero por otro lado, debido a que en estos casos existen deformaciones vertebrales, ausencia de sacro y fisura palatina, es mucho más viable que el síndrome se origine en un periodo temprano de la vida embrionaria antes de que la presión intrauterina pudiera ser un factor determinante.
Nariz leporina y malformaciones nasales: Nariz leporina secundaria, nariz leporina del fisurado bilateral, desviaciones septales en la infancia, atresia de coanas, malformaciones nasales: anatomía y embriología, incidencia, etiología, patogenia, formas clínicas, tratamientos y complicaciones. Fisura palatina: Anatomía y embriología.
En esta alteración, consistente en dos brazos largos (q) de este cromosoma reunidos a nivel del centrómero, los afectados tienen algunos rasgos de trisomía 18, dada las tres copias de su brazo largo (trisomía 18q); pueden manifestar retraso desarrollo severo, cardiopatía congénita, fisura palatina y malformaciones de extremidades, todo lo cual compromete su sobrevida postnatal.
Existen muy pocos pacientes descritos a nivel mundial. Se asocia a otras manifestaciones, entre ellas fisura palatina, miopía severa, desprendimiento de retina y artritis.
Las personas con S.M.S presentan una variedad de signos y síntomas que se van haciendo más evidente con la edad, un 50% de las madres de niños SMS refieren menos movimientos fetales en la historia prenatal, sin que durante el embarazo se observen otras anomalías, excepto en los niños (menos 25%) que asocian labio leporino, fisura palatina, malformación cardiaca o renal detectable mediante ecografía.