fisiócrata

(redireccionado de fisiócratas)

fisiócrata

s. m. y f. ECONOMÍA Partidario de la fisiocracia.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

fisiócrata

fisiocrate
Ejemplos ?
Engels escribe en su obra "Anti-Dühring" que «la Economía Política, en el sentido estricto de la palabra, aunque hubiese surgido a fines del siglo XVII en las cabezas de algunas personalidades geniales, tal como fue formulada en las obras de los fisiócratas y de Adam Smith es, en esencia, hija del siglo XVIII».
En la medida en que sólo es la expresión en dinero del valor, el precio fue llamado, por Adam Smith, precio natural, y por los fisiócratas franceses, prix nécessaire.
Para un programa de crecimiento, Smith propone, en las primeras frases de su obra mayor: Reducir el trabajo improductivo, o sea el trabajo que no vuelve a ser insumo del próximo ciclo productivo, principalmente el consumo de los terratenientes que viven de rentas. Este concepto Smith lo debe a los fisiócratas con quienes estaba en París.
No fue bien recibido en su tiempo (el rey le rechazó a partir de entonces), pero más tarde inspiró a los economistas de la Ilustración, tales como Forbonnais, Mirabeau y los fisiócratas.
En su obra principal "Producción de Mercancías..." se intenta en palabras del propio Sraffa: "Es necesario volver a la política económica de los fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx.
Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos no fueron capaces de superar, y ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde Petty, Cantillon, los fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx.
Los primeros en utilizar el concepto fueron los Fisiócratas en Francia, en referencia a la tributación de la tierra, la principal fuente de ingresos de las economías del Antiguo Régimen.
Rothbard fue sobre todo un economista, pese a sus diversos ámbitos de estudio y uno de los pocos que estudió a los economistas anteriores a Adam Smith, tales como los escolásticos y los fisiócratas.
Al fin, la Paz de Westfalia en 1648 terminó con más de un siglo de guerras más o menos inspiradas por la religión y supuso el fin del poder político temporal del papa o cesaropapismo y la instauración de cierta tolerancia religiosa al consagrar el principio de soberanía nacional, aunque fue durante la Ilustración del siglo XVIII cuando el laicismo empezó realmente a echar raíces y cuando los economistas fisiócratas y liberales empezaron a advertir los males económicos que provocaba la acumulación de riqueza por parte del clero y los beneficios que reportaba el regalismo.
El liberalismo económico, que aplica el liberalismo teórico o filosófico de John Locke a la Economía política desde la publicación en el siglo XVIII de La riqueza de las naciones (1776) de Adam Smith, es el valor de uso y de cambio que las cosas tienen, o la suma total de los valores en cambio de los bienes en poder de los individuos o de la nación, y el medio más efectivo para incrementarla era la división del trabajo, porque es el trabajo lo que produce la riqueza y no la tierra, como pretendían los fisiócratas.
Conviene mantener presente que los economistas clásicos –Adam Smith, David Ricardo, etc.– subsumen en “labor” o “trabajo” un elemento que los fisiócratas consideraban un cuarto factor: los emprendedores (entrepreneurs).
Durante el reinado de Carlos III, la ciudad y sus alrededores se convirtieron en un campo de experimentación de ideas fisiócratas, agrícolas, científicas y sociales que yacen en el corazón de la Ilustración.